Compromís y Unides Podem enmiendan los Presupuestos a Puig para incluir la tasa turística

La enmienda plantea que los ayuntamientos puedan establecer un recargo sobre la tasa turística de hasta un máximo del 100% de su valor

Turismo imserso playa

El turismo de Imserso de la Comunidad peligra por el rechazo de los hoteleros./ EFE

Compromís y Unides Podem han presentado finalmente sin su socio de gobierno (PSPV) la enmienda para incluir la tasa turística en la ley de acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat para 2022, un impuesto de entre 0,5 y 2 euros por día para los turistas que visiten la Comunitat Valenciana que podrían aumentar los ayuntamientos.

La enmienda, registrada este miércoles antes del cierre del plazo a medianoche, defiende la creación de un «impuesto valenciano de estancias turísticas» como tributo indirecto, «instantáneo» y propio de la Comunitat. Por su parte, los socialistas advirtieron hace unos días que la implantación era complicada y que era mejor plantearla como un compromiso de futuro.

Según la propuesta de Compromís y UP, esta tasa debería ser compatible con otros tributos propios y se pagaría tanto en establecimientos hoteleros como en campings, áreas para autocaravanas, casas rurales, albergues, acampadas en finca particular, bloques y conjuntos de viviendas turísticas y cruceros que hagan escala en un puerto valenciano.

Se pagaría en cualquier momento antes del final del viaje y estarían del impuesto los menores de 16 años, las estancias subvencionadas por programas sociales de administraciones públicas de cualquier país de la UE y las pernoctaciones por motivo de salud o por fuerza mayor.

Se apunta a que la recaudación iría destinada a inversiones y gastos vinculados a la promoción, impulso, protección, fomento y desarrollo de infraestructuras turísticas.

La gestión e inspección correspondería a la Agència Tributària Valenciana, mediante un código de identificación de los establecimientos donde habría que pagarla.

Los ingresos se apunta, se invertirían en políticas de acceso a la vivienda, especialmente en zonas afectadas por un incremento de precios por el aumento del turismo, a la defensa del medio ambiente y su promoción como «elemento turístico diferenciador» o al impulso de buenas prácticas laborales y a la lucha contra la precariedad en el sector turístico.

También beneficiaría a los servicios de los que disfrutan los turistas en la Comunitat, las infraestructuras y dotaciones turísticas, la lucha contra el intrusismo y el fraude en el sector y la promoción de la región dentro de la política de desestacionalización.

La tasa turística valenciana oscilaría entre 0,5 y 2 euros por día aunque la estancia sea inferior. Sobre la cuota íntegra del impuesto se aplicaría una bonificación del 100%.

La tase turística sería de 0,5 a 2 euros por día

En concreto, pagarían medio euro por jornada los turistas que se alojen en hoteles rurales de una a tres estrellas, bloques y conjuntos de viviendas turísticas de categoría estándar, pensiones, albergues de ciudad y albergues turísticos de categoría estándar, campings, áreas de pernocta en tránsito para autocaravanas y acampadas en finca particular.

Con la tasa impuesta, el precio sería de un euro por día para los visitantes de hoteles y apartahoteles de una a tres estrellas, de hoteles y casas rurales de tres y cuatro estrellas, bloques y conjuntos de viviendas turísticas de primera categoría y albergues turísticos de categoría superior.

Con un euro y medio pagarían los que se hospeden en hoteles de tres y cuatro estrellas, hoteles rurales y casas rurales de cuatro estrellas superior, cinco estrellas o gran lujo, bloques y conjuntos de viviendas turísticas de categoría superior y embarcaciones de cruceros turísticos. Y dos euros abonarían las personas que opten por hoteles y apartahoteles de cuatro estrellas superior, cinco estrellas o gran lujo.