El TSJCV permite a Puig aplicar el toque de queda en 77 municipios a partir del lunes

El tribunal ha argumentado que, a diferencia del confinamiento del primer estado de alarma, el toque de queda no suspende el derecho de la libre circulación, sino que lo limita

210722 reunion interd 1

2,6 millones de valencianos se verán afectados por estas medidas. Foto: GVA.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha confirmado su aval a la ampliación del toque de queda a 77 municipios de la región. Horas después de la propuesta del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, el organismo ha dado el visto bueno a la medida.

De esta forma, se duplicarán las localidades afectadas, ya que hasta ahora eran 32. La restricción se aplicará a partir del próximo lunes, 26 de julio, y permanecerán, de momento, hasta el 16 de agosto. El toque de queda se mantendrá en el horario comprendido entre la 1 y las 6 de la mañana. Además, se han restringido las reuniones a 10 personas.

En el comunicado emitido por el tribunal se considera que son medidas «equilibradas», pues se derivan de ellas «más beneficios para el interés general que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto», al tiempo que cumplen el «juicio constitucional de proporcionalidad».

Los nuevos municipios con toque de queda

Así, los municipios afectados en Valencia, son: Albal, Alboraia, Alcàsser, Aldaia, Alfafar, Alginet, Almussafes, Benaguasil, Benetússer, Benifaió, Bétera, Buñol, Burjassot, Canals, Chiva, Foios, Gandia, Godella, L’Eliana, L’Olleria, Manises, Massamagrell, Massanassa, Meliana, Mislata, Museros, Oliva, Paiporta, Paterna, Picassent, la Pobla de Farnals, la Pobla de Vallbona, Puçol, El Puig, Rafelbunyol, Requena, Riba-roja de Túria, Rocafort, Sagunto, Silla, Sueca, Tavernes de la Valldigna, Turís, Utiel, València, Vilamarxant, Xeraco y Xirivella.

En Alicante:  L’Alfàs del Pi, Alicante, Banyeres de Mariola, Benidorm, Callosa d’en Sarrià, Callosa de Segura, Calp, Dénia, Gata de Gorgos, La Nucía, Muro de Alcoy, Ondara, Pego, Santa Pola, Sant Vicent del Raspeig, Sax, Teulada y la Vila Joiosa.

Y, en Castellón: Alcalà de Xivert, Almenara, Benicàssim, Borriana, Borriol, Onda, Oropesa del Mar, Peníscola, Torreblanca, Vila-real y Vinaròs.

A diferencia del confinamiento declarado en marzo de 2020 estas medidas no suspenden el derecho de libre circulación, según el TSJCV

El auto también alude a la expansión de la variante delta del coronavirus, el crecimiento exponencial de contagios, el aumento de hospitalizaciones y la «situación cercana al colapso que se está ya produciendo en los centros de Atención Primaria».

A diferencia del confinamiento general, declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional, la Sala entiende que el ‘toque de queda’ no suspende el derecho de libre circulación, sino que lo limita.

«Únicamente compromete cinco horas diarias en franja nocturna (desde la 01.00 a las 06.00 horas)» y «durante las restantes 19 horas del día cualquier persona tiene intacta su libertad de circulación por cualquier sitio».

Según el auto, las medidas propuestas por la Conselleria cumplen los requisitos que fija para su adopción la reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo, pues su «justificación sustantiva (…) está a la altura de intensidad y extensión de la restricción de derechos fundamentales de que se trata».