Montero abre la puerta a condonar la deuda de la Comunitat Valenciana

La Comunitat acumula una deuda 51.000 millones de euros, que ahora Hacienda podría 'perdonar' en pleno debate sobre la financiación autonómica

7c10d3f74ffd6fb74294dfc8419e1434

En junio, la ministra se reunió con la plataforma Per un Finançament Just. Foto: EFE.

Desde la Generalitat Valenciana se ha venido reclamando la condonación de la deuda que tiene la región debido a la infrafinanciación que tienen por parte del Estado. Hasta ahora el Gobierno de España no se había pronunciado, pero ha sido este miércoles cuando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha mostrado dispuesta a hacerlo.

Durante su intervención a petición propia en el Congreso de los Diputados, la ministra señaló que es injustificable que la Comunitat reciba 800 euros menos que la región mejor financiada. En junio mantuvo una reunión con la asociación Per un Finançament Just.

La sorpresa de este anuncio fue para todos, ya que supone mucho más de lo que venía solicitando el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Además, ninguno de los compañeros de equipo de Gobierno de Montero se había mostrado abierto a esta opción.

Cristobal Montoro rechazó perdonar la deuda en 2017

Posteriormente, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, celebró este anuncio, ya que supone el reconocimiento oficial por parte del Gobierno de un déficit histórico. La deuda que tiene la Comunitat Valenciana es de más de 51.000 millones de euros, la más alta desde el punto de vista del PIB.

Desde el Consell se han venido centrando últimamente en la reforma fiscal, para que la Comunidad de Madrid deje de ser punto de referencia de las rentas más altas. En 2017 ya se propuso la condonación de la deuda desde la Generalitat, entonces los expertos que trabajaban con el ministro, Cristobal Montoro, ya apostaron por esta acción sobre una deuda que era muy inferior, en concreto, de 16.000 millones.

Sin embargo, ni las Comunidades Autónomas ni el propio ministro se mostraron favorables a aplicarla. Por tanto, pese a que aún no se han pronunciado el resto de territorios, previsiblemente su respuesta no será positiva. Ambos argumentaron que perdonar la deuda suponía mandar un mensaje de inestabilidad presupuestaria.

«Los dos principales partidos de esta Cámara deberían estar de acuerdo con el futuro modelo de financiación»

La ministra se mostró abierta a negociar con el PP porque «los dos principales partidos de esta Cámara deberían estar de acuerdo con el futuro modelo de financiación». Además, ya adelantó que no se van a satisfacer las posiciones de todas las comunidades y apuntó que algunos tendrán que ceder «para que otros también puedan ganar».

Tras la intervención de este miércoles del diputado por Compromís, Joan Baldoví, la ministra señaló: «Comparto con usted que esa insuficiente financiación ha generado al menos una parte muy importante de la deuda de la Comunitat y cuando abordemos el modelo de financiación autonómica tenemos que abordar la deuda acumulada y ver qué ocurre con la deuda».

Baldoví señalo que la propuesta de Montero suponía «un avance», pero siguió insistiendo en una de sus proclamas más importantes: la inclusión del criterio de población ajustada en el reparto de la financiación.