Puig insta a Sánchez a revisar y «armonizar» la fiscalidad

El presidente valenciano asegura que hay "muchos agujeros" en los impuestos y hay que abordar una reforma fiscal "en profundidad" para garantizar la Constitución

dc7efd88a3715c4b87bc4c9303cf91ab76944a38

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante el 14 Congreso del PSIB-PSOE. EFE/Atienza

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado este miércoles que no hay que «recentralizar» la fiscalidad, aunque en algunos ámbitos se puede «armonizar», y ha considerado que los impuestos no pueden ser «permanentemente un mercadeo».

Puig se ha pronunciado así preguntado por los medios de comunicación sobre las últimas propuestas de bajadas de impuestos y sobre la del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, de una mayor centralización fiscal del Estado para evitar el «despropósito» de la competencia tributaria entre autonomías.

El jefe del Ejecutivo valenciano ha afirmado que es partidario de abordar una reforma fiscal «en profundidad» para garantizar lo que dice la Constitución: que paguen más aquellas personas que tienen más capacidad y que la fiscalidad sea «realmente progresiva», según informa Efe.

En su opinión, hay «muchos agujeros» en este momento, desde el impuesto de sociedades al de patrimonio, y ha considerado que hay impuestos que «se pueden revisar, por supuesto, pero con esa visión ideológica, que es la de la Constitución».

Puig ha manifestado que en Europa se está hablando de «una cierta armonización fiscal» en algunos ámbitos y también en el G20 se habló de poner «algún suelo en algún impuesto», por lo que ese debate está presente, pero ha alertado de que no se puede «huir permanentemente de los grandes debates, que al final acaban generando inestabilidad o incertidumbre».

Fórmulas más equitativas

Así, ha reivindicado que la financiación autonómica es «básica», y ha destacado que cuando se habla de las distintas fiscalidades de las comunidades autónomas es porque se parte de situaciones «bien diferentes», por lo que hay que aplicar «fórmulas que generen mayor equidad».

Ha insistido en que no se trata de «recentralizar» impuestos, sino de «armonizar», porque hay algunos que tienen una «derivada local importante» y ahí sí que puede haber «corresponsabilidad fiscal», mientras que otros tienen otras circunstancias que facilitan la deslocalización y no está claro que pueda ser eficaz.

«Pido una reflexión serena, la fiscalidad es civilidad, la fiscalidad no puede ser permanentemente un mercadeo, esto no va a ningún sitio», ha señalado el president, quien ha admitido que el momento actual habrá que tomar decisiones a corto plazo.

«Pero no nos podemos otra vez olvidar de la reforma fiscal, de la reforma del sistema de financiación, que es fundamental para este país, para garantizar la igualdad de oportunidad y para garantizar los derechos constitucionales», ha sentenciado Puig. 

Avatar