Ximo Puig cuestiona a Cataluña: «¿De qué sirve ausentarse de las mesas de financiación?»

También ha abogado por una política de "relocalización inteligente" en lugar de proteccionismo, para lo que ha recordado la responsabilidad social demostrada durante la pandemia. También ha abogado por una política de "relocalización inteligente" en lugar de proteccionismo, para lo que ha recordado la responsabilidad social demostrada durante la pandemia.

puig y aragones ensayan la commonwealth mediterranea en pleno idilio psoe erc

Puig ha apelado a la «corresponsabilidad» entre las normas y los ciudadanos. Foto: GenCat.

El ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha insistido este martes en la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica, a la espera de que el Ministerio de Hacienda cumpla su compromiso y presente el borrador, y ha preguntado al Govern de Catalunya «de qué sirve ausentarse de las mesas donde se juegan las partidas del futuro».

«Nunca pediré renuncias a ideas legítimas, pero es exigible, para la gobernanza, la ética de la responsabilidad», ha justificado al respecto durante su intervención en un foro de debate en Barcelona sobre la participación del gobierno catalán en mesas como el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

El también líder del PSPV, ha situado la financiación y la igualdad fiscal como primera necesidad para una España más justa, cohesionada además de «cómoda» y ha destacado que la «vía valenciana» que representa es la que ha introducido este debate a nivel nacional: «En la Comunitat hemos entendido que debíamos estar unidos tras esa reivindicación».

Puig afirma que su «vía» permite descentralizar ciertos debates

Con ello, trata de poner en valor la unidad de los partidos valencianos «excepto la extrema derecha» junto a sindicatos y patronal contra la infrafinanciación, además de «tender puentes» con otras regiones como Andalucía, Baleares o la propia Cataluña.

Ximo Puig también afirmaba que «sin frentismos ni partidismos, sino acercando posiciones por encima de siglas y de intereses privativos». «Porque hay un principio de plena vigencia: la confianza federal», ha recalcado, lo que supone que «cada parte tenga en parte sus intereses, los intereses del conjunto y los intereses de las otras partes».

En consecuencia, Puig ha señalado al ejecutivo de Pere Aragonès que «el pragmatismo no es huir de la utopía; es precisamente avanzar sensatamente para que sea posible», al hilo de la financiación autonómica. Y ha puesto como ejemplo un diálogo de la película ‘Río Bravo’: «Decía Ricky Nelson: ‘No quiero complicaciones’. Y le contestaba John Wayne: ‘Pues no las provoques'».

Al margen de la financiación, Puig ha vuelto a defender la descentralización de las instituciones –«porque España será de todos o no será»– y ha advertido que «ningún centralismo es inteligente; ni en Madrid, ni en Barcelona, ni en València».

También ha insistido en la urgencia del Corredor Mediterráneo –«ya basta de ‘kilómetros cero’ en los mapas y en las mentes»– y ha destacado la unidad de los valencianos en torno al movimiento empresarial ‘Quiero Corredor’. «¿Cómo es posible este retraso histórico?», se ha preguntado, para alertar que «cada día que pasa, pierde oportunidades el arco Mediterráneo y pierde España».