Cantó coge por sorpresa a Puig: se abstiene en los Presupuestos

Ciudadanos se despide del 'idilio' con el PSPV entre acusaciones de boicot y traición a sus socios de Compromís y Unides Podem

Todo parecía encaminado a un apoyo de las cuentas con Ximo Puig, pero Toni Cantó ha decidido abstenerse en los presupuestos de la Generalitat para 2021, así como rechazar la ley de acompañamiento a las cuentas. El bandazo naranja se ha justificado al no prosperar la bajada de impuestos modificada en las últimas semanas para adaptarse a los grupos del gobierno valenciano. 

Cantó ha asegurado que «ha sido completamente imposible» que Compromís y Unides Podem acepten sus premisas. No en el caso del PSPV, del que ha agradecido especialmente la «voluntad» del president de la Generalitat, Ximo Puig, y el conseller de Hacienda, Vicent Soler, y ha prometido mantener este «camino de confianza».

El ultimátum de Cs: rebajar los tramos autonómicos del IRPF

Ciudadnaos había lanzado una última propuesta, que consistía en una reducción de entre el 0,15% y el 0,5% del tipo aplicable a tres de los cuatro tramos más bajos del IRPF y una subida del 0,25-0,5% a los tres primeros a partir de 50.000 euros. Así calculaba que se beneficiarían el 99% de los valencianos mientras el impacto negativo en las arcas de la Generalitat se vería compensado con la subida aprobada por el Botànic para los más ricos.

Las negociaciones entre Cs y el Botànic han ido avanzando con varias reuniones entre Cantó y Puig. En la ley de presupuestos han conseguido un fondo Covid con 76 millones en ayudas directas para sectores afectados, la contratación de 500 enfermeras y 250 médicos, la creación de 2.000 plazas en residencias de mayores (1.500 mediante colaboración público-privada), un bono de comercio, ocho millones para el turismo o la ampliación del ‘Bono Viatge CV’.

El líder naranja ha decidido la abstención pese al trabajo «muy duro» de su grupo con acusaciones de boicot a Compromís y Unides Podem, al acusarles de haber «boicoteado el espíritu de los pactos de reconstrucción». «Lo que han hecho es simplemente destrucción», ha aseverado en declaraciones antes de la junta de síndics.

El Botànic responde a la «agridulce» abstención

«Sentimiento agridulce», así ha valorado el síndic socialista, Manolo Mata, la abstención de Cs a los presupuestos de la Generalitat para 2021 y su rechazo a la ley de medidas fiscales o acompañamiento al no prosperar la bajada de impuestos que pedía. En todo caso, ha reafirmado la «lealtad» del PSPV a sus socios (Compromís y Unides Podem) y ha destacado que es un avance que un partido de la oposición se abstenga».

El síndic de Compromís en Les Corts, Fran Ferri, ha defendido que su formación no entiene el por qué del «cambio de voto final» de Ciudadanos en la ley de presupuestos cuando «se han incorporado todas» las propuestas de la formación. «No podemos decir que haya habido falta de voluntad», ha agregado.

Por otro lado, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha considerado que estaba «más claro que el agua» que el president, Ximo Puig, «no iba a dejar caer su gobierno» por «aceptar lo mínimo» que pedía Ciudadanos y ha considerado que «todo esto ha sido una maniobra de confusión de la factoría Puig de Presidencia«.