El cierre perimetral de la Comunidad suma ya más de 3.100 sanciones

La Guardia Civil interpone 3.180 propuestas de sanción a personas por incumplir la normal que restringe la entrada y salida de personas en el territorio

controles

Desde que la Comunidad Valenciana impuso el cierre perimetral en la región hace un mes y medio, la Guardia Civil han interpuesto 3.180 propuestas de sanción a personas por incumplir esta normal que restringe la entrada y salida de personas en el territorio.

Alicante es la provincia que más multas suma con un total de 1432. Le sigue Valencia, con 1418 y, más alejada, Castellón, que acumula 330 sanciones, según ha informado este sábado la Delegación del Gobierno a través de un comunicado.

Cerca de 6.000 dispositivos del Instituto Armado han controlado principalmente las carreteras de entrada y salida a otras comunidades autónomas, limítrofes con la Comunitat Valenciana, ha informado Europa Press. La actuación de la Guardia Civil se ha saldado con el control de 9.173 personas en las tres provincias valencianas.

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha destacado la «labor desarrollada por la Guardia Civil para garantizar la salud de la ciudadanía» y «la profesionalidad» de los efectivos a la hora de llevar cabo el cierre perimetral mandatado por la Generalitat Valenciana.

Efectivos de la Guardia Civil en un control. / EFE

Con todo, Calero ha recordado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado intensificarán sus acciones para desarrollar el cierre perimetral, tras el anuncio de nuevas restricciones por el president de la Generalitat, Ximo Puig.

De hecho, este viernes se celebró en el Palau de la Generaltat una reunión de coordinación en la que el Consell, la Delegación del Gobierno y la FVMP acordaron reforzar la vigilancia del cumplimiento de las medidas frente a la Covid-19.

La Guardia Civil intensifica la vigilancia en la A-31 en Alicante

La actuación de la Guardia Civil en Alicante durante las últimas semanas se ha centrado en intensificar la vigilancia en la A-31, vía limítrofe con la provincia de Albacete; así como en la A-7, que une la Comunitat Valenciana con la Región de Murcia. Además, en el último mes y medio se han establecido diferentes dispositivos en las vías secundarias limítrofes con la provincia de Albacete y la Región de Murcia.

En este sentido, todas las patrullas de las Compañías de Torrevieja e Ibi, al limitar con las Comunidad Autónomas de Murcia y Castilla La Mancha, han realizado puntos de verificación esporádicos en el marco de sus servicios habituales. Cada Compañía ha establecido un grupo específico en cada turno de varias patrullas que se dedican en exclusiva a establecer dispositivos en las carreteras limítrofes.

Los agentes vigilarán las carreteras secundarias en Castellón y Valencia

En Castellón, los agentes han intensificado la vigilancia en carreteras secundarias tras detectar que la mayoría de vehículos que circulaban por grandes vías contaban con autorización para cambiar de comunidad autónoma. En concreto, solo en las comarcas de Castellón, la Guardia Civil ha controlado 3.802 vehículos y se han contabilizado 2.195 dispositivos perimetrales hasta el pasado 16 de diciembre.

En la provincia de Valencia, la Guardia Civil ha intensificado su presencia en las vías secundarias que conectan con las provincias de Albacete, Teruel y Cuenca, así como en la A-3, principal vía de conexión entre Madrid y la ciudad de València por carretera. Solo en las comarcas de esta provincia se han controlado 743 vehículos a través de 768 dispositivos.

Más de 50.000 sanciones en el segundo estado de alarma

Personas pasean con mascarilla por el centro de Milán (Italia) / EFE

A estos dispositivos se suman las actuaciones realizadas en el último mes y medio por la Policía Nacional en las principales ciudades del territorio valenciano. Solo durante este segundo estado de alarma, la Policía ha interpuesto alrededor de 50.000 propuestas de sanción por incumplir las normas sanitarias, fundamentalmente por no llevar mascarilla y no respetar el toque de queda decretado por la Generalitat.

El pasado jueves, la delegada del Gobierno mantuvo una reunión telemática con los tres subdelegados de la Comunidad Valenciana para intensificar la vigilancia durante la Navidad. Durante los próximos días se celebrarán reuniones técnicas de coordinación entre la Guardia Civil, Policía Nacional, policías locales y la Policía adscrita a la Generalitat para que se respeten las medidas que contempla la nueva orden publicada por la administración autonómica.