Unos 76 municipios valencianos esquivan la segunda ola de covid

En total, 62 municipios que nunca han tenido ningún contagio por coronavirus y 14 que sí tuvieron casos en la primera ola, pero no en la segunda

84f4f6e73d77c3198cd8922e8bd394b7b6e105a4

La segunda ola de la pandemia del coronavirus no ha llegado -de momento- a 76 municipios de la Comunidad Valenciana, que o bien no han tenido nunca ningún caso, o bien no han registrado contagios desde el final del primer estado de alarma.

En concreto, según ha informado Europa Press, hay 62 municipios que nunca han tenido ningún caso de Covid-19: Aielo de Rugat, Algimia de Almonacid, Almedíjar, Arañuel, Argelita, Bejís, Benafigos, Benasau, Beniardá, Benifallim, Benifato, Benigembla, Benillup, Benimassot, Bolulla, Carrícola, Casas Altas, Castell de Cabres, Castielfabib, Confrides, el Camp de Mirra, el Castell de Guadalest, el Toro, Espadilla, Facheca, Famorca, Fuente la Reina, Fuentes de Ayódar, Gaianes, Gátova y Guardamar de la Safor.

También Herbés, Higueras, la Serratella, la Torre d’En Besora, la Torre d’en Doménec, la Vall d’Ebo, Llocnou de la Corona, Ludiente, Matet, Millena, Palanques, Pavías, Puebla de Arenoso, Puebla de San Miguel, Quatretondeta, Salem, Sacañet, Segart, Sempere, Sorita, Terrateig, Tollos, Torás, Torralba del Pinar, Torrechiva, Torrella, Vall de Gallinera, Vallat, Vallés, Vallibona y Xodos.

Una camarera atiende una mesa de una terraza en el centro de València. El sector servicios es el más afectado por los ERTE

Asimismo, hay otros 14 que sí tuvieron casos en la primera ola, pero no en la segunda. Estos son Alcudia de Veo, Benimarfull, Bufali, Cirat, Gaibiel, Geldo, la Jana, la Vall d’Alcalà, Rugat, Sella, Tírig, Toga, Vall de Almonacid y Villamalur.

De todos estos municipios, los más grandes son la Jana y Geldo, que cuentan con 675 y 635 habitantes cada uno. La mayoría están situados en el interior, a excepción de Guardamar de la Safor, el único costero.

La Comunidad prorroga sus restricciones

La Comunidad Valenciana activó esta medianoche la prórroga de su plan de restricciones contra el coronavirus para tratar de garantizar que no se produzca un nuevo pico de contagios con la llegada de la Navidad. Un plan de medidas extraordinarias que estará en vigor hasta el próximo 15 de enero, uno de los calendarios más extensos de toda España.

La Generalitat mantendrá el cierre perimetral de sus fronteras y el toque de queda nocturno para tratar de evitar que la Covid-19 se descontrole, después de un fin de semana en el que se ha firmado un nuevo récord de contagios durante la segunda ola, con 806 casos positivos. Es la cifra más alta desde el mes de mayo.

A las medidas de contención de la movilidad, se suman una batería de propuestas para limitar las reuniones sociales, los eventos multitudinarios, las actividades deportivas públicas o el horario de bares y restaurantes, que tendrán contadas excepciones en los días señalados de las fiestas navideñas.