El escritorio de Ikea que promete ser útil durante al menos 15 años

El escritorio de Ikea PÅHL tiene la capacidad de ajustarse a distintos tamaños

Ikea. Foto: Jueun Song

Ikea. Foto: Jueun Song

Todos los padres saben que una de las cosas más complicadas del paso de la niñez a la adolescencia de sus hijos, son los constantes cambios físicos, que derivan también en constantes cambios de ropa, y todo tipo de utensilios que los primogénitos van dejando pequeños. Un problema del que, aunque suene extraño, en Ikea han tomado nota.

La realidad es que en lo relativo a la ropa, el cambio generacional es inevitable y, a la par, necesario. Porque los gustos a la hora de vestir no van a ser os mismos cuando uno es pequeño y cuando se adentra en la adolescencia. Sin embargo, en lo referente a los muebles, el cambio no se antoja tan indispensable. Y es aquí donde Ikea entra en juego.

Porque es imposible hacer ropa que se adapte a los distintos tamaños que adopta el cuerpo humano durante el paso de la niñez a la adolescencia. Y en un principio, con los muebles ocurría lo mismo. Pero Ikea cuenta en su catálogo con una solución sencilla, pero a la par muy funcional para poner fin a este problema.

Un mueble imperecedero para niños y adolescentes

Y es que el escritorio será el lugar de la casa donde los niños y adolescentes pasan buena parte de sus días realizando tareas escolares. Por ello, desde Ikea han dado vida al escritorio PÅHL, uno capaz de adaptarse al cambio de tamaños a lo largo del proceso de crecimiento de los pequeños.

PÅHL, el escritorio regulable disponible en Ikea por 79 euros.

Pero, ¿cómo lo logra? La realidad es que es bastante sencillo, pues este escritorio de Ikea cuenta con unos engranajes que posibilitan que tenga tres alturas regulables distintas a través de los pomos de las patas. Un hecho que permite modificar la altura del escritorio, que se puede situar a 59, a 66 o a 72 centímetros.

En lo referente a sus materiales, se compone de un tablero de fibras y de partículas relleno de papel alveolado, y rematado con un barniz acrílico incoloro, que brinda al escritorio un color blanco que lo permite encajar de forma más que sencilla con la estética de cualquier habitación.

Precisamente el hecho de que estos sean los materiales que lo componen hacen mucho más sencilla la tarea de su limpieza, que bastará con pasar un trapo con una solución jabonosa para que todas las manchas desaparezcan.

PÅHL, el escritorio regulable disponible en Ikea por 79 euros.

Un producto destinado a acompañarnos durante años y que se caracteriza por una enorme versatilidad para adaptarse al tamaño de cualquier persona. Un producto con el que os podréis hacer en vuestra superficie de Ikea más cercana, o en la página web de la cadena sueca por un precio de tan solo 79 euros.

Diego Sánchez Aguado