Ikea crea un espacio de trabajo organizado desde cero por menos de 60 euros

El pack TORALD/SMÄLLEN es la opción idónea para empezar a construir el espacio de trabajo idóneo

Tienda Ikea

Oficialmente, el verano ya ha terminado. Y con él, también termina la etapa en la que mucha gente aprovecha para tomar unas merecidas vacaciones, derivando con la llegada de septiembre en una vuelta al trabajo y a la rutina para la que tenemos que prepararnos nos guste o no. Y del mismo modo que nosotros nos preparamos para ello, también lo hacen catálogos de plataformas como Ikea.

La cadena sueca cuenta con un catálogo de lo más versátil, que se adapta a cualquier época del año. Y del mismo modo que hemos visto cómo en verano Ikea llenaba sus lineales de productos pensados para el buen tiempo, ahora, con la inminente llegada del otoño, la cadena sueca busca hacernos lo más sencilla posible esa vuelta a la rutina.

Algo que se traduce en una enorme variedad de productos que tienen que ver con el material de trabajo de una gran mayoría de personas. Sobre todo, pensando en aquellas personas que tienen que llevar a cabo sus obligaciones laborales desde cada, algo que se ha hecho muy común ante una instauración generalizada del teletrabajo.

El lote de Ikea para teletrabajar a precio irrisorio

Lo cierto es que teletrabajar tiene muchas ventajas, entre las cuales destaca la comodidad. Sin embargo, también deriva de este hecho un aspecto fundamental: es necesario tener un espacio de trabajo adecuado. Y desde Ikea nos bridan la posibilidad de crear desde cero este espacio, con el pack TORALD/SMÄLLEN, que ya causa furor entre los clientes de la cadena sueca.

El pack TORALD/SMÄLLEN, disponible en Ikea por solo 54 euros.

En resumidas cuentas, se trata de un set que consta de una silla de trabajo y un escritorio. Un pack sencillo, es cierto, pero con el cual tenemos un punto de partida respecto al cual comenzar a construir nuestro set de trabajo, más que suficiente para comenzar desde cero, sobre todo en periodos como el de una mudanza.

La silla cuenta con un asiento y un respaldo creados a base de un plástico de polipropileno. Por otro lado, cuenta con una estructura de acero con un revestimiento de poliéster en polvo. Una silla sencilla, pero lo suficientemente confortable como para poder llevar a cabo nuestra jornada laboral.

En lo referente al escritorio, de un calor blanco que se adapta a prácticamente todo tipo de estética, consta de un tablero de partículas recubierto con una capa de melanina y un borde de plástico. Además, tiene unas medidas de 79×41 centímetros, una medida suficiente para poder trabajar cómodamente.

Un producto con el que Ikea demuestra una vez más por qué es el rival a batir dentro del terreno de la decoración. En esta ocasión, de la mano de un set que nos monta de la nada un espacio de trabajo, que podremos encontrar en la página web de la cadena sueca por el irrisorio precio de 54 euros.

Diego Sánchez Aguado