Abertis da por acabadas las estrecheces

stop

JUNTA DE ACCIONISTAS DE 2015

Cristina Farrés

El vicepresidente de Abertis, Francisco Reynés (izquierda), y el presidente del grupo, Salvador Alemany (derecha), antes de la junta de accionistas de 2015
El vicepresidente de Abertis, Francisco Reynés (izquierda), y el presidente del grupo, Salvador Alemany (derecha), antes de la junta de accionistas de 2015

en Barcelona, 24 de marzo de 2015 (11:16 CET)

La crisis ha terminado para Abertis. La dirección del grupo de infraestructuras ha anunciado en la junta de accionistas, celebrada este martes en Barcelona, que el trafico en España durante los dos primeros meses del año creció el 4,3%. Es "la primera cifra positiva en un primer trimestre", según el vicepresidente, Francisco Reynés. La tendencia se repiten en el resto de plazas donde pera: Francia, el 2,4%; Chile, el 6,1%.

El optimismo es la nota dominante en el nuevo plan estratégico del grupo catalán, que se pone en marcha este ejercicio. De entrada, plantea inversiones de 1.130 millones de euros (600 millones en Francia, 30 en Brasil por la extensión de contratos de concesión, y otros 500 millones en Chile). Pone el foco en nuevas adquisiciones para crecer. 

Proyectos en estudio

La cúpula de Abertis guarda bajo siete llaves los planes de implementación. Reynés se limita a comentar que los proyectos que son más interesantes son las oportunidades que surgen en "países con seguridad jurídica, que es nuestra materia prima; con una rentabilidad razonable y que podamos financiar de forma sostenible".

"No nos haremos trampas al solitario", añade el vicepresidente. Abertis también pasa de rebajar de forma drástica sus ofertas para imponerse a sus competidores en procesos de licitación. Si la bajada de precio es temeraria, la oferta se deja pasar.

Así ocurrió, según la cúpula del grupo español, en la puja por la autopista quebrada Indiana Toll Road, en Estado Unidos. El fondo IFM Global Infraestructure se impuso a Abertis y Ferrovial en la puja cerrada hace 15 días al desembolsar unos 5.400 millones de euros, 1.000 millones más que los ofertados por la firma presidida por Salvador Alemany.

Deuda para adquirir Wind

Un ejemplo de las adquisiciones que entran en el radar del grupo es la reciente compra de más de 7.300 torres de telefonía móvil de la operadora italiana Wind por cerca de 700 millones de euros.

La operación se ejecutará con financiación bancaria, ya que el grupo no quiere ni oír hablar de emisiones de bonos o cualquier otro tipo de movimiento que pudiera implicar un impacto en su nota de solvencia, e implicará incluso una redistribución física de la compañía.

Creación de la división Cellnex Telecom

La dirección corporativa y la división de autopistas de Abertis se traslada desde su sede actual, situada en la Zona Franca de Barcelona, hasta un edificio que se encuentra en la avenida Pedralbes de la capital catalana, la zona más noble de la ciudad.

Los responsables de telecomunicaciones, que operarán a partir de ahora bajo la marca Cellnex Telecom, ocuparán el inmueble que se quedará vacío, en el que sólo se destinará una planta al negocio de la concesión de autopistas, la principal fuente de ingresos de la compañía.

En cuanto a la salida a bolsa de Cellnex, la dirección de Abertis sólo se ha limitado a confirmar que tendrá lugar en el segundo trimestre del año. "No puedo decir nada más al respecto", asegura Reynés. El grupo aún debe cerrar los flecos de la que se estima que será la OPV más importante del año que acaba de empezar. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad