ACS-Ferrovial y sindicatos montan a Carmena una huelga encubierta de basuras

stop

Los sindicatos mayoritarios y las empresas coinciden en que los camiones no están aptos para la recogida diaria. El conflicto surge a siete meses del fin del contrato

Cola de camiones de basura para entrar en el taller, este miércoles.

Madrid , 31 de marzo de 2016 (01:00 CET)

La UTE ACS-Ferrovial, que gestiona la recogida de basura en la periferia de Madrid, ha dado la razón a CCOO y UGT que bloquean desde hace varios días la salida de camiones. De esta forma, la compañía y los sindicalistas han denunciado la falta de inversión pública en la flota de camiones y han puesto en un aprieto aún mayor al Ayuntamiento de Manuela Carmena, acorralado en la guerra de la basura.  

Los representantes sindicales de CCOO y UGT han instalado un grupo de revisores improvisados en la salida de los parques donde se concentran los camiones de recogidas. Aunque formalmente no tienen potestad para ello, los sindicalistas han decidido los últimos días los camiones que pueden hacer su trabajo y los que deben ir directamente al taller.  

El conflicto ha finalizado este miércoles a última hora, pero los trabajadores calculan que la basura tardará varios días en retirarse de las calles. 

Constantes averías  

"Los pequeños desperfectos que muchas veces se pasaban por alto, estos días han hecho que el camión no trabaje. Hay zonas de Madrid donde no se ha retirado la basura durante tres días", explica un grupo de trabajadores de recogida de basura.  

Fuentes de la UTE han confirmado a este diario que la situación de bloqueo de los sindicatos ha ocasionado que se hayan producido retrasos en los servicios diarios, pero han admitido que buena parte de los camiones arrastran constantes averías, lo que justifica la acción sindical que ha llenado de camiones los talleres de reparación.  

La UTE de basuras formada por Urbaser y Cespa (filiales de ACS y Ferrovial) asegura que unos 90 camiones al día de los 200 que operan en la periferia de Madrid tiene que ir a los talleres por algún motivo. Es decir, que cada tres días, un camión se avería. La empresa se queja de la situación en un posicionamiento similar al de FCC, que gestiona el centro de la ciudad.  

Basura sin recoger  

Los trabajadores de las empresas aseguran que la acción sindical ha sido repentina. La situación ha generado una presión adicional al Ayuntamiento de Manuela Carmena.  

El gobierno municipal explica que los retrasos en la recogida de basura de los últimos días ha sido fruto de fricciones entre los sindicatos y las empresas. Los portavoces del equipo de Carmena aseguran que el gobierno ha mediado para que las acciones finalicen en las próximas horas y se restablezca el servicio con normalidad.  

Contrato en pérdidas  

La dupla ACS-Ferrovial ganó el concurso de recogida de basuras en 2014 con una oferta con la que incurría en pérdidas. Se trataba de una estrategia personal de Florentino Pérez (ACS) para intentar ganar el macro-contrato de limpieza, previsto para 2015 pero pospuesto por el gobierno de Manuela Carmena que estudia nuevas fórmulas.  

Un sector de Ahora Madrid pide la remunicipalización de los servicios de limpieza, tal como prometió en su programa electoral, pero la alcaldesa considera que esta opción, por los momentos, es inviable. FCC, con el contrato del centro, y ACS-Ferrovial con el de la periferia, pugnan por el negocio de la basura no sólo con sus competidores sino también con el propio Ayuntamiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad