Isabel Pardo de Vera, presidenta de ADIF.

Adif niega su caída en inversión pese a los 1.000M menos en obra nueva

stop

El gestor ferroviario admite solo retrasos en las licitaciones pero defiende que compromisos como la reforma de la estación de Chamartín se han mantenido

Madrid, 11 de septiembre de 2020 (04:55 CET)

Baile de cifras sobre los efectos de la pandemia. Pese al enorme hachazo al volumen de licitación de obra pública por culpa del coronavirus, el gestor ferroviario Adif defiende aspectos positivos de su gestión. Asegura que el nivel de ejecución de obras subió durante los seis primeros meses del año, que también lo hizo la contratación y que proyectos como la reforma de la estación de Chamartín siguen adelante, aunque, eso sí, con cierto retraso.

La compañía presidida por Isabel Pardo de Vera se escuda en que se ejecutaron inversiones superiores respecto al cierre de junio de 2019 a pesar del entorno desfavorable. Dichos incrementos, según las cifras facilitadas a Economía Digital, llegaron tanto desde Adif Alta Velocidad (15,31% más) como desde Adif (incremento del 24,54%).

Pero lo cierto es que las cifras que Seopan, la patronal de las grandes constructoras, ha publicado durante esta semana son claras sobre el efecto de la pandemia en la licitación, es decir, en la fase previa a la ejecución en el ciclo de la contratación pública.

La empresa pública, al igual que otras infraestructuras clave como las que gestiona Aena, ha visto cómo estas inversiones se han reducido en casi de 1.000 millones de euros en solo siete meses si se comparan con el nivel de licitación registrado durante el periodo de enero - julio del año anterior. Son cifras referidas prácticamente a licitaciones de obra nueva, ya que las dedicadas a mantenimiento y rehabilitación han permanecido estables e incluso han aumentado ligeramente.

"Durante el estado de alarma, Adif y Adif Alta Velocidad (AV) mantuvieron en marcha la mayor parte de sus obras, aunque debido a la excepcional situación que se estaba viviendo el ritmo de avance se ralentizó", reconocen. Es decir, durante unas semanas se suspendieron los plazos, "pero, antes incluso de finalizar el estado de alarma, se fue recuperando poco a poco la contratación". 

Sobre el nivel de licitaciones, la presidenta Isabel Pardo de Vera ya anunció que no esperaba una reanudación a un ritmo prepandemia hasta que no terminara el verano. En un debate con el presidente del colectivo de ingenierías Tecniberia, Pablo Bueno, la máxima responsable de la empresa dependiente del Ministerio de Transporte afirmó que esperaba un relanzamiento de la licitación de obra pública a partir de octubre.

Retrasos en la estación Chamartín y en Cataluña

La reforma de la estación de Chamartín, en Madrid, un plan estimado entre 800 y 1.200 millones de euros con el objetivo de convertir el recinto en la mayor estación del país, ha sido uno de los proyectos cuyos tiempos se han visto afectados por la pandemia.

El 18 de marzo, en medio del estado de alarma, dejaron de correr los plazos que afectaban a la presentación de ofertas para las obras de esta infraestructura. Pero, dado que el estado de alarma encadenaba una prórroga tras otra por la incapacidad de frenar el virus, se licitaron diversos contratos, como el de la estación madrileña, porque habían razones de peso para no detenerlo.

"En mayo se publicó el acuerdo de no suspensión de este contrato, dada la importancia de estos trabajos para el desarrollo de las actividades propias de Adif, así como el carácter esencial del servicio a que se refiere", explican, a la vez que reconocen que el proceso tuvo que seguir adelante "con un ligero retraso respecto a la previsión inicial".

Además de Madrid, Adif ya ha recibido avisos para que cumpla con sus compromisos en Cataluña. El último llegó desde la Cámara de Comercio de Barcelona, que pidió el pasado 19 de agosto que se ejecutaran "sin retrasos" las inversiones previstas para este año y el siguiente en la red ferroviaria de la región. El importe pendiente asciende a 280 millones de euros.

"Atendiendo la importancia de los servicios que se verán afectados (principalmente el servicio de Rodalies), es vital que las obras no se alarguen más allá de los plazos previstos", remarcó la corporación barcelonesa en un comunicado.

Hemeroteca

Adif
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad