Alternativas a Megavideo: estrenos a 50 céntimos o películas sin límites por 7 euros al mes

stop

CONTENIDOS AUDIOVISUALES EN LA RED

Varias páginas web que ofrecen contenidos audiovisuales

28 de enero de 2012 (23:58 CET)

Migración masiva. El apagón digital de Megavideo y Megaupload ha levantado ampollas y el sentimiento de indignación en Internet. La ventana de los usuarios para descargar o ver en streaming películas y series de actualidad se ha visto bloqueada en apenas unos días. El resultado ha sido un movimiento hacia otras opciones tanto gratuitas como de pago que permiten a los internautas continuar viendo el siguiente capítulo de una temporada o el último estreno cinematográfico sin tener que esperar a que se emita en televisión o salga en DVD.

Frente a miles de consumidores famélicos, surge la necesidad de ofrecer mayores y mejores ofertas en websites con licencia para alquilar o vender productos audiovisuales. Este es el caso de Cineclick, Voddler o Wuaki.tv a quienes se le unen todavía fuertes opciones gratuitas como Cuevana que se nutre de servidores externos.

Aprovechar el tirón


La fuerte competencia obliga a las alternativas que hacen pasar la tarjeta de crédito para acceder al contenido aumentar las facilidades a los clientes. Así, páginas como Voddler han optado por retirar el requisito de invitación --al estilo Spotify-- para que a partir de ahora cualquiera pueda registrarse directamente desde la web. “No sabemos si ha sido por este motivo, por la cobertura mediática o por el cierre de Megaupload, pero el número de visitas ha aumentado considerablemente”, comenta la portavoz de la compañía, Cristina Bueno.

Asimismo, se ha subido al tren de los chollos y ha lanzado una promoción especial que permite alquilar un estreno de cartelera por tan sólo 0,50 euros durante 48 horas. “Estamos negociando ahora con las series para poder alquilar el capítulo por un euro o comprarlo por cincuenta céntimos más”, detalla.

Pero la lucha con las distribuidoras prolonga la espera para disfrutar de algún contenido, “desde nuestro lanzamiento lo máximo que hemos conseguido es que los títulos de alquiler estén disponibles al mismo tiempo que los lanzamientos en DVD”, insiste Bueno.

El alquiler prevalece a la venta

La demanda del usuario en la red se decanta más por el alquiler que por la compra ya que esta opción está disponible en varios puntos de venta a pie de calle. Por ello, empresas como Cineclick, con más de 1.200 películas y más de 100.000 usuarios registrados, no contempla la compra “porque no nos parece que sea lo que necesita el cliente sino más bien busca entretenerse por poco dinero como ofrece la opción del alquiler”, explica el director general del site, Germán Renau. Por este motivo, la firma ha fijado un abono de 6,99 euros para que el cliente puede acceder tantas veces como quiera, “sin límites”, al 80 y el 85% de los títulos de la plataforma.

“Después de seis semanas de estrenarse en el cine ya está disponible la película en nuestra página aunque no en suscripción, sino con un coste de 2,99 euros”, asegura Renau. Precios con los que resulta difícil competir con webs a cero euros como Cuevana.

Nuevos hábitos de consumo

Asimismo, otras plataformas como Wuaki.tv ofrece la oportunidad no sólo de consumir películas y series por ordenador, “cuándo, cómo y dónde quiera”, sino que además son pioneros en el video on demand desde las nuevas televisiones inteligentes que llevan integrado Internet para ver la temporada completa de una serie desde cinco euros o comprarla desde 20.

Una nueva forma de consumir contenidos audiovisuales “de calidad”, en palabras de uno de los fundadores de la plataforma, Jacinto Roca. Con esta arma es con la que luchan las nuevas empresas on line frente al resto de plataformas gratuitas que han eclipsado el consumo digital y que ahora están cayendo como moscas acusadas de piratear el negocio de la industria audiovisual.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad