El almacén de Amazon en Madrid.

Amazon investiga a sus trabajadores por traficar con datos

stop

El minorista combate un fraude de vendedores e intermediarios que sobornan a sus empleados a cambio de privilegios en la tienda

Barcelona, 17 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Un informe vincula a Amazon con un mercado negro de datos que se presume ocurre en su patio trasero, con la participación de empleados, agentes externos y comerciantes independientes. Se trata de una práctica que podría ayudar a los vendedores a aparecer más alto en las búsquedas de productos, tirando de datos confidenciales para vencer el algoritmo del portal del minorista más poderoso del mundo.

Según The Wall Street Journal, el complot del tráfico de datos involucra a agentes que actúan como intermediarios entre los empleados que filtran los datos y los comerciantes, además de otros compradores individuales. Amazon confirmó que investiga los alegatos del informe pues son tácticas que quebrantan sus contratos tanto laborales como comerciales, por lo que tomará medidas contra los empleados y vendedores involucrados.

Como parte de la investigación, Amazon pone la lupa sobre algunos intermediarios enviados por comerciantes independientes que pretenden eliminar todas las reseñas negativas de sus productos listados en la tienda, quienes contactan a los empleados de Amazon para ofrecer entre 80 y 2.000 dólares a cambio de ayudar a limpiar la imagen de los comerciantes en el sitio.

Amazon libra la guerra contra el fraude

"Tenemos un alto estándar ético para nuestros empleados y cualquier persona que viole nuestros código se enfrenta a medidas disciplinarias", dijo un portavoz de Amazon. "Tenemos tolerancia cero con el abuso de nuestros sistemas y si encontramos malos actores involucrados en este comportamiento tomaremos medidas rápidas, incluida la terminación de las cuentas de venta, la retención de fondos y la adopción de medidas legales".

Se desconoce dónde exactamente suceden estas prácticas, pero Amazon las empezó a investigar en mayo después de recibir una alerta en China, donde se presume que las tácticas y los sobornos son más prevalentes. Pero la investigación interna responde a un esfuerzo a nivel global de Amazon para frustrar los trucos ilegítimos de comerciantes, rivales y otros malos actores que buscan engañar al sistema.

CNET informa de que, desde 2015, la compañía billonaría de Jeff Bezos ha abierto más de 1.000 demandas contra entidades involucradas en fraudes y reseñas falsas en su plataforma, y no hay señales de que la ofensiva vaya a terminar pronto. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad