Joan Rosell (i) y Antonio Garamendi (d) después de la proclamación de este último como nuevo presidente de la CEOE. / EFE/Javier Lizón

Garamendi sigue los pasos de Sánchez Llibre: más mujeres

stop

Garamendi abre la puerta de la cúpula de la CEOE a las mujeres empresarias, que contarán con vicepresidencias

Josep Maria Casas

Economía Digital

Joan Rosell (i) y Antonio Garamendi (d) después de la proclamación de este último como nuevo presidente de la CEOE. / EFE/Javier Lizón

Barcelona, 22 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

El nuevo presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, abrirá las puertas de la cúpula patronal a las mujeres. Incorporará a cinco empresarias al comité ejecutivo y aumentará el número de vicepresidencias para darles cabida. Hasta la fecha los cinco vicepresidentes eran hombres.

Precisamente, este es el modelo que aplicó Josep Sánchez Llibre cuando tomó las riendas de la patronal catalana Foment del Treball hace dos semanas: la mitad de las vicepresidentas son mujeres, así como ocho de las trece presidencias de comisiones sectoriales.

Garamendi se proclamó este miércoles presidente de la CEOE por aclamación. Fuentes patronales indican que el vasco se apoyará en dos de sus vicepresidentes: el madrileño Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM, y el catalán Sánchez Llibre.

Aunque desde diversos medios se augura una convivencia difícil entre Garamendi y Sánchez Llibre, por sus diferentes sensibilidades sobre el conflicto político catalán, en su entono lo desmienten categóricamente. Insisten en que prevalecerá su buena sintonía personal.

En su discurso, Garamendi subrayó conceptos como la lealtad institucional, la defensa de la Constitución, de la Corona o la unidad de España. Sobre estos posicionamientos, fuentes próximas a Sánchez Llibre recuerdan que es un catalanista, pero no independentista y que también está por la unidad de España.

El adiós de Joan Rosell

Los detractores del anterior presidente, Joan Rosell, lo criticaron por considerarlo poco contundente contra el independentismo catalán. En su discurso de despedida, Rosell revindicó su “moderación”. Añadió que para hablar en nombre de todos los empresarios se debe ser “prudente”.

Precisamente, un dirigente patronal que cargó en el pasado por la actitud de Rosell considera que Sánchez Llibre es una “incógnita” porque en la nueva etapa, que comienza con Garamendi, “no valen las medias tintas” sobre el problema catalán.

En su intervención, Garamendi no se cebó con el conflicto catalán, pero si con el Gobierno español pese a la presencia de su vicepresidenta, Carmen Calvo. Reprochó que aprobasen el incremento del salario mínimo interprofesional sin contar con la patronal. También criticó el anuncio de restringir los vehículos de combustibles fósiles en 2014, un sector que ocupa a tres millones de trabajadores en España.

En su primer día como presidente, la junta directiva de la CEOE nombró un nuevo secretario general, José Alberto González-Ruiz. Hasta este miércoles era el secretario general de Cepyme, la patronal de la pequeña y mediana empresa española que lideró Garamendi en los últimos años.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad