La reina de España, Letizia Ortiz, y el presidente de Mango, Isak Andic, en una imagen de archivo. EFE/Andreu Dalmau

Así pierde (y gana) dinero Isak Andic en Mango

stop

El grupo de moda Mango multiplica por tres sus números en China pero ahonda en su agujero en Alemania, el Reino Unido y Suiza

Carles Huguet

Economía Digital

La reina de España, Letizia Ortiz, y el presidente de Mango, Isak Andic, en una imagen de archivo. EFE/Andreu Dalmau

Barcelona, 26 de septiembre de 2018 (04:55 CET)

Con casi 2.200 tiendas repartidas por el planeta, Mango perdió 33 millones de euros en 2017. La firma de moda de la quinta fortuna de España, Isak Andic, vio como las ventas caían casi el 3% por segundo año consecutivo y se replegaban desde los 2.194 hasta los 2.260 millones de euros. Al cierre del ejercicio, el negocio internacional ya genera el 77% de la facturación de la multinacional.

El grupo cuenta con sociedades en todos los países en los que cuenta con establecimientos propios; no así en los que sólo tiene franquiciados. Las cuentas depositadas en el Registro Mercantil desvelan las luces y las sombras de una compañía que se desangra en las economías más avanzadas de Europa y multiplica su negocio en China.

Las cifras a las que ha tenido acceso Economía Digital muestran que la filial alemana de Mango perdió 4,02 millones de euros en 2017 frente a los 1,3 millones del año anterior. Con 174 tiendas en el país –85 gestionadas por la propia empresa--, el estado germano es el claro ejemplo de una tendencia: los números rojos en el centro y norte del Viejo Continente.

Junto con Alemania, el negocio en el Reino Unido perdió 1,12 millones; el de los Países Bajos, 1,25 millones; el de Suiza, 2,61 millones; el de Polonia, 561.000 euros; y el de Rusia, 759.000 euros. Las prendas de la firma española no convencen en los países en los que reina el frío.

En cambio, el sur de Europa es territorio amigo para Mango. Los países mediterráneos sirven de colchón a la empresa, que amasa beneficios en Turquía (1 millón de euros), Italia (737.000 euros) y Portugal (494.000 euros).

En América, la compañía cuenta con más de 200 tiendas. No obstante sólo suma puntos de venta propios en Estados Unidos y Canadá, pues la mayoría de la expansión se hizo a través de franquicias. A pesar del incipiente negocio online en el país presidido por Justin Trudeau, que perdió 10.000 euros, el balance en el continente en positivo: en México ganó más de 900.000 euros y el establecimiento de la compañía en Broadway (Nueva York) reportó 234.000 euros de beneficios a la matriz.

Mientras, la segunda empresa de moda de España --sólo por detrás de Inditex--, dispara su exposición en Asia, especialmente las tres sociedades que suma en China. Si en 2016 reportaron un máximo de cinco millones de euros de beneficios, en el caso de la filial radicada en Hong Kong, 2017 fue el año de su eclosión con unas ganancias de 8,8 millones en el caso de la firma ubicada en la región administrativa especial.

Las otras dos sociedades dejaron un hueco de tres millones de euros tras los beneficios de 9,3 millones de una y las pérdidas de 12 millones de otra. "Los resultados en China son ligeramente positivos", explican fuentes de la empresa a Economía Digital.

"En 2017 verificamos que la omnicanalidad y el fast fashion es el camino a seguir", señalaba en su momento el vicepresidente ejecutivo de Mango, Daniel López, que lamentó el mal funcionamiento del segundo semestre del año "debido a las altas temperaturas". El optimismo con el que afrontaba el año el directivo se emplaza ahora para 2018: "Confiamos en seguir mejorando, las ventas tuvieron un crecimiento sostenido en los últimos cinco meses".

Será el nuevo reto para Isak Andic, obligado a abortar el relevo que pretendía afrontar en 2016 para dejar el negocio familiar en manos de su hijo Jonathan Andic por culpa de los malos resultados.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad