Bankia facilita la supresión de comisiones entre autónomos

stop

La entidad reduce determinadas condiciones como la facturación mínima mensual

Un cliente entra en una oficina de Bankia.

Barcelona, 26 de enero de 2015 (12:25 CET)

Bankia ha flexibilizado las opciones que permiten a los autónomos no pagar comisiones. La entidad ha informado este lunes que reduce determinadas cuantías mínimas de facturación exigidas hasta la fecha para entrar en el programa sin comisiones. Además, ha sumado otras opciones para beneficiarse de la exención.

Ahora, para entrar en el programa para autónomos es necesario que el cliente tenga domiciliados sus impuestos o seguros sociales y contar con dos de las siguientes opciones: tener un Terminal de Punto de Venta (TPV) de Bankia con una facturación de 500 euros mensuales --antes pedía 1.000 euros--; contratar el servicio de pago de nóminas; ser titular de una tarjeta de crédito, realizando una operación al mes o 12 al año, o tener contratados seguros con una prima conjunta anual de 500 euros frente a los 1.000 que se exigía previamente.

Entre las opciones también se incluye el contar con financiación empresarial por importe igual o superior a 15.000 euros; ser titular de planes de pensiones con un saldo a partir de 3.000 euros o con aportaciones de 360 euros anuales, o tener recursos en productos de ahorro por un importe superior a 30.000 euros. Como novedad, en caso de que la cuantía en recursos iguale o supere los 75.000 euros, ya no hará falta cumplir otro recurso de los anteriormente citados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad