Carlos Torres Vila, presidente del BBVA. EFE

BBVA: Anticorrupción presiona a Torres antes de los resultados

stop

El juez rechaza la petición del banco de personarse como causa perjudicada, tras la petición de imputación por parte de la fiscalía

Madrid, 24 de julio de 2019 (12:18 CET)

A una semana vista de la publicación de los resultados, los pleitos judiciales por el "caso Villarejo" continúan poniendo contra las cuerdas a BBVA. Este miércoles, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, la imputación del banco por cohecho, revelación de secretos y corrupción. El alcance de la sentencia puede repercutir en que el banco sea castigado con importantes multas aparte del desprestigio reputacional que conllevaría su implicación en el caso. 

El banco, que ha confirmado la petición de la Fiscalía a través de un comunicado. “Quiero reiterar nuestro firme compromiso con el esclarecimiento de los hechos y con  el cumplimiento de la ley, para lo que continuaremos colaborando activamente con la justicia”, ha dicho Carlos Torres Vila, presidente de BBVA.

Asimismo, la entidad ha insistido en que ha colaborado en todo momento con la justicia. "BBVA ha venido aportando información a la causa desde su inicio, incluso con anterioridad a la apertura de la pieza nº 9. Posteriormente ha compartido también con la justicia de manera proactiva los hallazgos relevantes de la investigación ‘forensic’ encargada hace 6 meses a Garrigues, Uría Menéndez y PwC, información que no estamos autorizados a difundir públicamente dada la exigencia de no interferir en la investigación judicial", señala en su comunicado. En el mismo también apuntaba que la petición de investigación no quiere decir que el juez la curse.

También explica que ha sido rechazada su petición de personarse como parte perjudicada, al menos en esta parte del proceso.

BBVA y el asalto de Sacyr al banco

La decisión de Anticorrupción se hace pública tras las últimas investigaciones en las que ha constatado que directivos de la entidad realizaron pagos al excomisario José Manuel Villarejo, ahora en prisión. Concretamente, se investiga el espionaje que encargó BBVA a Villarejo en 2004, ante una posible opa hostil de Sacyr, y que se prolongó hasta 2017, cuando Carlos Torres ya ejercía como consejero delegado de la entidad financiera y con Francisco González todavía como presidente.

La petición de la Fiscalía se produce después de la comparecencia como investigados de una decena de cargos actuales y pasados de la entidad, entre ellos el exconsejero delegado Ángel Cano y el exjefe de seguridad Julio Corrochano, al que impuso una fianza de 300.000 euros para no entrar en prisión que ya ha abonado. Aunque casi todos ellos se acogieron a su derecho a no declarar por encontrarse la causa bajo secreto de sumario, el juez tiene previsto citarles de nuevo cuando se levante, previsiblemente después del verano, según Efe.

El único cargo del banco investigado que ha optado por romper su silencio ha sido Antonio J. Béjar González, presidente de Distrito Castellana Norte (sociedad en la que el banco tiene participación). Béjar, que fue jefe del área de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias del BBVA, informó al juez que la contratación de la empresa de Villarejo, Cenyt, se ciñó a la localización de morosos.

Investigación interna

El banco, mientras, ya lleva meses inmerso en su propia "investigación interna" sin presentar conclusión alguna sobre el caso. Según El País, el presidente de la entidad, Carlos Torres, ha creado un blog para comunicarse con su plantilla y los insta a "evitar prejuzgar hechos no constatados”.

En una carta dirigida hace dos días a los trabajadores, Torres aseguraba que la investigación interna continuaba “a buen ritmo”, aunque aseguró no poder dar más datos, “por estar bajo el secreto del sumario”.

El banco presentará sus resultados correspondientes al primer semestre el próximo 31 de julio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad