Berlusconi, que ha anunciado el ciere de la operación de venta del AC Milan. EFE

Berlusconi vende la niña de sus ojos a un grupo chino

stop

Silvio Berlusconi cierra la venta del AC Milan a un grupo inversor chino por 740 millones de euros después de retrasarse ocho meses

Barcelona, 13 de abril de 2017 (19:55 CET)

Berlusconi deja la presidencia del Milán después de 31 años al frente del club. El ex primer ministro italiano ha comunicado este jueves que Fininvest, la firma de la que es propietario, ha cerrado la venta del 99,93% del AC Milan a un grupo de de inversión chino. El acuerdo finaliza la operación que se inició en agosto y que se había embarrado tras las dudas de viabilidad de la misma.

Después de ocho meses del primer pacto, ambas partes anuncian que el grupo inversor desembolsará 740 millones en los que se incluye la deuda que arrastra el conjunto así como las inversiones anticipadas que ya se han efectuado en el equipo desde el preacuerdo hasta hoy.

Será el próximo viernes cuando los accionistas del club de la Serie A realicen el nombramiento de la nueva junta deportiva. El hasta ahora presidente del club rossonero ha afirmado en una carta de despedida a la afición que en “el fútbol moderno, para competir al máximo nivel europeo y mundial, necesita de inversiones y recursos que una sola familia no es capaz de sostener”, en clara alusión al motivo de su venta. 

AC Milan: Berlusconi cierra su etapa en el club tras haber ganado 28 títulos

Los detalles económicos del acuerdo concretan que, del importe total de la venta, Fininvest ya ha cobrado 270 millones de euros en distintos pagos. Por su parte, los fondos aportados por Elliot se dividen en tres partes: 180 millones de euros para completar la transacción, 50 de inversión en acciones y otros 73 en créditos para el equipo de fútbol con los que poder afrontar pagos a corto plazo.

La maniobra comportará un cambio en la denominación del consorcio que tomará la mayoría accionarial. El grupo de inversores que encabeza el empresario Yonghong Li ahora canalizará su inversión a través de la firma luxemburguesa Rossoneri Sport Investment Lux. Tras los cambios, los nuevos dueños deberán cumplir con la amortización de la deuda de 220 millones de euros que arrastra el club. A este compromiso se suma el de tener que invertir 350 millones de euros en tres años.

En términos económicos, las últimas temporadas del AC Milan no fueron las mejores. Los últimos datos disponibles referidos a la campaña 2014-2015 desvelan unas pérdidas de 89,3 millones de euros en esa temporada a las que habría que añadir los 91 millones perdidos en el ejercicio anterior. Pero los aspectos deportivos del conjunto también deben preocupar a los nuevos propietarios. El equipo está a la espera de una renovación de la plantilla y de la construcción de un nuevo estadio, que lleva años estancada. Berlusconi deja el club después de ganar 28 títulos entre los que figuran 5 Copas de Europa y 8 ‘Scudetti’ en sus más de tres décadas en la presidencia. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad