Bimbo nombra la nueva cúpula que arrinconará a Barcelona

stop

Mauricio Jorba deja la presidencia del grupo en España ante el aterrizaje de su cúpula mundial en Madrid. La panificadora dirigirá desde la capital su expansión por Europa y África

Daniel Servitje, presidente de Bimbo a nivel mundial.

Barcelona, 17 de mayo de 2016 (01:00 CET)

El gigante mexicano Bimbo recompró en 2012 la que fuera su división española y, como consecuencia de ello, Mauricio Jorba tomó las riendas de Bimbo España. Cuatro años después, Jorba ha dejado paso y será Daniel Servitje, presidente del grupo a nivel mundial, quien pilotará su expansión con una apuesta por Madrid, que arrincona a Barcelona.  

A principios de mayo, Bimbo comunicó al registro mercantil el cese de Mauricio Jorba Servitje, descendiente de una de las familias fundadoras de la compañía en México, y el nombramiento de José Manuel González, hasta entonces vicepresidente, como nuevo presidente en España.  

Según fuentes cercanas a la empresa de bollería y pan de molde, el relevo se produjo por motivos de edad, mientras que la compañía ha declinado hacer comentarios. Sin embargo, el relevo llega en medio de un movimiento estratégico de Bimbo en Europa y ante el aterrizaje del mandamás mundial en España.  

Nueva apuesta  

La salida de Jorba coincide con la expansión de la compañía y la apertura prevista en Madrid de un centro de operaciones, desde donde se dirigirá el crecimiento. Quien pilotará esta apuesta será el presidente del grupo, Daniel Servitje Montull, hijo de otro de los fundadores de la compañía.  

Después de recomprar Bimbo España y parte del negocio de Panrico –operación que todavía está por cerrar–, el gigante mexicano se ha propuesto avanzar hacia el resto de Europa, el norte de África y Oriente Medio. Sin embargo, no lo hará desde sus históricas oficinas de Barcelona, sino desde su nuevo centro madrileño.  

Barcelona, en segundo plano  

Bimbo tiene origen catalán, por lo que siempre había tenido su sede española en la capital catalana. No está previsto que se cierren las oficinas de Barcelona ni que se cambie el domicilio social, pero sí que la cúpula del grupo a nivel mundial se instale en Madrid para pilotar su expansión.  

Servitje mandará a la capital española a buena parte de sus directivos en México y está previsto que él mismo tenga oficina en Madrid, según han explicado fuentes conocedoras de la operación.  

Bimbo tiene una fábrica en Barcelona, además de sus oficinas. En Madrid cuenta también con una planta, así como otra en la provincia de Guadalajara. Además, produce en Cantabria, Alicante y Mallorca.  

Una historia peculiar  

La compañía nació en México hace 70 años, fundada por varias familias inmigrantes catalanas, entre ellos los Servitje, Jorba y Mata, por lo que su llegada a España era cuestión de tiempo. Lo hizo hace más de cuarenta años, pero terminó por vender su filial española, que acabó en manos de Sara Lee.  

En 2012, Bimbo volvió a mano de sus fundadores, aunque fue los integrantes de la segunda generación quienes la recompraron a la multinacional estadounidense. Desde entonces, se ha propuesto crecer en España y Europa y, de hecho, acordó la compra de Panrico, su principal competidor en España.  

Esta operación queda pendiente de la autorización de las autoridades de la competencia, que inicialmente no veían con buenos ojos la concentración. Por ello, Bimbo acordó con Adam Foods la venta del negocio de pan de Panrico para evitar suspicacias de las autoridades antimonopolio.  

Líder mundial

Bimbo es la empresa de panificación más grande del mundo, con una facturación de más de 10.000 millones de euros en 2015.  

Con más de 100 marcas, tiene presencia en 22 países, la mayoría de ellos en América. En Europa solo está, por ahora, en España, Portugal y Reino Unido, mientras también tiene presencia en China.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad