Blackrock se convirtió en máximo accionista de Merlin un mes antes de anunciarse el dividendo

stop

OPERACIÓN EN EL MOMENTO JUSTO

Juan Carlos Martínez

El centro comercial Marineda City, en La Coruña, uno de los activos de la socimi Merlin
El centro comercial Marineda City, en La Coruña, uno de los activos de la socimi Merlin

desde Madrid, 18 de octubre de 2015 (19:38 CET)

¿Por qué Blackrock se ha convertido en la principal gestora de fondos de del mundo? Por grandes operaciones de miles de millones de euros, pero también por otras muchas, de menor entidad, como la que acaba de realizar en la socimi Merlin, y que le permitirá percibir el próximo 28 de octubre una cantidad bruta de 1,4 millones de euros, como máximo accionista, con el 5,52%, de la sociedad presidida por Ismael Clemente.

Aunque la gestora presidida por Larry Fink confió en Merlin desde junio de 2014, cuando realizó su salida a bolsa, no ha sido hasta este verano –ya cerrada la operación de adquisición a Sacyr de Testa, su filial patrimonialista– cuando ha apuntalado su presencia de una manera más relevante.

Compra de 4 millones de acciones

Lo hizo a finales de julio, cuando tras comprar 616.000 títulos, superaba el umbral del 3% de Merlin y, sobre todo, hace un mes, el 18 de septiembre, fecha en la que comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, tras haber comprado 4,4 millones de acciones, por cerca de 50 millones de euros, situaba su presencia en la socimi por encima del 5%.

Ahora, un mes después, esa operación empieza a sustanciarse tras el acuerdo del consejo de Merlin, del pasado 14 de octubre, de distribuir un dividendo a cuenta de los beneficios del ejercicio 2015, por importe de 0,0775 euros brutos por acción.

Primera parte del plan de retribución

Con este dividendo, la socimi cumple con la primera parte de su plan de retribución a accionistas para 2015, anunciado el pasado 23 de febrero, consistente en repartir al menos 60 millones de euros con cargo al presente ejercicio 2015.

Cantidad que, en una parte, se distribuirá como dividendo y, en otra, como devolución de prima de emisión. Y a pagar en dos plazos. El que se hará efectivo el 28 de octubre, por un total de 25 millones de euros, y el que se otorgará en 2016 tras la aprobación de las cuentas de 2015 por la junta general.

Fondos copan el 22% de Merlin

Además de los 1,4 millones de euros brutos que percibirá Blackrock, otros fondos y bancos de inversión, como Crédit Suisse, EJF, Mainstay Marketfield, Goldman Sachs o UBS o Monarch, se embolsarán en torno a 740.000 euros por los algo menos de 10 millones de euros que cada uno atesora. Si se suma la participación de Blackrock a la de estos fondos, el capital acumulado por todos ellos en Merlin supera el 22%.

El pago de este dividendo adelantado se realizará unos días antes de que la socimi presente las cuentas correspondientes al cierre del tercer trimestre, en el que ya computarán los beneficios correspondientes al 77% que Merlin tiene en Testa.

Testa ya computa

Teniendo en cuenta que la socimi ganó 120 millones hasta junio –tras apuntarse una revalorización neta de sus inversiones inmobiliarias de 95 millones de euros–, y que los beneficios de la todavía filial de Sacyr fueron de 34 millones, a septiembre, ya con ese porcentaje de Testa integrado, los beneficios estarían en el entorno de los 200 millones de euros.

Junto a la operación de Testa, para la cual suscribió un préstamo puente de 500 millones de euros con Morgan Stanley, JP Morgan y Goldman Sachs, Merlin ha llevado a cabo durante 2015 varias operaciones financieras, hipotecando algunos de sus activos. Préstamos por casi 200 millones con garantías como el centro comercial Marineda City, en La Coruña, o el WTC Almeda Park 6, en el municipio barcelonés de Cornellá.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad