Blanco, al borde del precipicio

stop

Los últimos resultados disponibles, que datan de 2011, reflejan el delicado estado de la empresa textil

05 de junio de 2013 (20:41 CET)

La firma de moda española Blanco ha presentado este martes el concurso voluntario de acreedores en el juzgado mercantil número 8 de Madrid. La “gravedad de los problemas económicos y financieros que padece desde que comenzó la crisis”, la ha abocado al borde de la quiebra.

Pero ¿por qué se ha hundido una compañía con presencia en 27 países y con más de 2.000 trabajadores? La firma quiso competir en la primera línea de la industria textil como Inditex y Mango. Pero su plan de internacionalización y la caída del consumo interno ha pasado factura a la empresa. Ni siquiera contratando la imagen de la mediática Paula Echevarría ha conseguido salir a flote.

Un único administrador


El grupo textil tiene como eje central a Avance y Diseño, matriz de la firma. De ella dependen cuatro filiales que también han entrado en concurso de acreedores. Y en todas ellas hay un administrador único: Bernardo Ricardo Blanco Moreno. Ahora, todas ellas se ven obligadas a renegociar la deuda contraída con sus principales acreedores y adecuarse al contexto macroeconómico.

La compañía no ha facilitado los últimos resultados al cierre del ejercicio 2012. Tampoco se ha pronunciado cuando este medio se ha puesto en contacto. Pero las últimas cifras publicadas en el Iberinform, que data de septiembre de 2011, muestran el camino que ha llevado a Blanco al concurso.

Matriz del grupo

La matriz del grupo tiene sede en Madrid y consta con un único trabajador fijo como plantilla. Inició su actividad en agosto de 2008, y según los últimos datos, obtuvo un beneficio de 43.000 euros en 2009. El mismo ejercicio lo cerró con un endeudamiento a corto plazo de 55.000 euros y un resultado antes de impuestos (ebitda) de 68.000 euros.

Por su parte, la sociedad Tiendas Blanco España registró unas pérdidas de 1,9 millones de euros en 2011 frente a un beneficio de 1.704 euros obtenido un año antes. La diferencia entre un ejercicio y otro es del -112.997,4%.

Ante los resultados obtenidos, la sociedad aprobó una ampliación de capital de 36 millones al cierre de 2011. Una operación habitual cuyo único fin es el de equilibrar la balanza de las compañías.

Tiendas Blanco y Diagomoda

Y es que esta filial cerró ese mismo año con un endeudamiento a corto plazo de 3,6 millones (el 318.012,5% más que un año antes), que previsiblemente ha podido ahogar la cuentas de la sociedad textil. Por su parte, la deuda a largo plazo alcanzó los 777.229 euros. No está disponible la cifra de un año antes.

La tercera en discordia es Diagomoda, sociedad que contaba en 2011 con 693 trabajadores. Las ventas registradas en esta sociedad superaron por poco los 188 millones frente a los 213 millones facturados en 2010, mientras que el beneficio neto de la sociedad fue de 1,1 millones. Un 63% menos que un año antes.

En este caso, el endeudamiento a corto plazo era de 61 millones de euros, el 1,3% más respecto a 2010. Y el de largo plazo fue de 12 millones, el 226,3% más respecto al ejercicio anterior.

Tienda
on line

Las únicas divisiones que han funcionado dentro del grupo ha sido la tienda on line y Blanco Moda Internacional.

En el primer caso, la web, que fue creada en 2010, facturó un año más tarde 3,6 millones de euros. El beneficio neto alcanzó los 228.488 euros mientras que en 2010, el resultado era de 2.640 euros. Aunque, inevitablemente, el endeudamiento a corto plazo se incrementó de manera considerable en un año: pasó de los 4.351 euros a los 1,4 millones en 2011.

División internacional

Por su parte, la división internacional, de la que no se conocen las últimas ventas, aumentó su beneficio un 153% entre 2010 y 2011. Cerró este último ejercicio con un resultado de 3.902 euros. Un año antes, la cifra fue de 1.540 euros.

En cuanto a la deuda a corto plazo de esta sociedad, creció el 113% en ese mimo periodo, pasando de los 2.673 euros a los 5.717 euros.

'Fuga' de trabajadores


Ante el incierto futuro del grupo, ahora en manos de los juzgados, más de 300 trabajadores de Blanco han presentado su baja voluntaria en los últimos meses. La compañía adeuda nóminas y la reducción salarial ha sido la gota que ha colmado el vaso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad