Brufau da carpetazo a las preferentes de Repsol

stop

La Caixa colocó entre sus clientes la gran mayoría de los 3.000 millones pendientes de solución

El presidente ejecutivo de Repsol, Antoni Brufau | EFE

26 de mayo de 2013 (20:09 CET)

Repsol solucionará en las próximas semanas los 3.000 millones que captó mediante preferentes. La fórmula está prácticamente definida a falta de flecos. La multinacional que dirige Antoni Brufau propondrá un canje mixto. La petrolera era la única gran compañía del Ibex que aún no había dado carpetazo al asunto.

La mitad de la emisión --1.500 millones-- se liquidará en efectivo. El resto de la inversión se transformará en bonos simples a diez años. Los inversores que decidan suscribir la propuesta, obtendrán un rendimiento mínimo del 3,5% anual hasta el vencimiento.

Aún está por definir cómo abonar la parte en metálico. Se trata del fleco pendiente de respuesta ya que podría impactar en la deuda de Repsol.

Telefónica se avanzó

La salida que se presentará a los preferentistas se suma a la ofrecida, meses atrás, por otras grandes empresas. Gas Natural, Telefónica y Endesa zanjaron el asunto con propuestas diferentes a la de Brufau. Restan pendientes aún las preferentes de Sol Meliá y Deoleo.

El camino entre las participadas de La Caixa lo abrió Telefónica en octubre.

Su presidente, César Alierta, decidió la entrega de 1.000 euros por participación. El inversor tuvo que destinar el 60% a la compra de obligaciones simples con vencimiento a diez años y el otro 40% a la compra de acciones procedentes de la autocartera de Telefónica. La teleco tenía 2.000 millones en preferentes.

Gas Natural paga en efectivo

Gas Natural recurrió al efectivo. Recompró cada título por el 93% de su valor nominal. Los interesados recibieron el 20 de mayo los importes correspondientes. Por cada título se entregaron 23,25 euros, un precio ligeramente superior a la cotización media. En algunos casos, el inversor ha obtenido una rentabilidad media del 3,74%, según la propia compañía.

La Caixa colocó entre sus clientes prácticamente el 70% de los 3.000 millones atrapados por las preferentes de Repsol. Aunque la petrolera ha pagado puntualmente los cupones, el hecho de que los inversores tuvieran dificultades para recuperar la inversión ha generado malestar en algunas oficinas del banco catalán.

Limitaciones

Las duras limitaciones que la Comisión Nacional del Mercado de Valores puso al intercambio de esas referencias han minado el mercado secundario --única vía para recuperar la inversión-- hasta anular la demanda. La situación económica en España y la desconfianza de los inversores hicieron el resto.

Con la operación propuesta por Repsol, las preferentes de grandes compañías quedarán prácticamente extinguidas de los mercados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad