Jordi Gual, presidente de Caixabank, en la presentación de los resultados de 2018 del banco. EFE

Caixabank no cede ante los sindicatos y mantiene los despidos forzosos

stop

La entidad se mantiene firme con las condiciones propuestas en el ERE con el que despedirá a 2.157 trabajadores y cerrará 800 sucursales

Madrid, 14 de febrero de 2019 (19:24 CET)

Caixabank se mantiene firme y no cambiará las condiciones propuestas en el ERE. Así, mantiene que se llevará a cabo la salida de 2.157 empleados. Según los sindicatos, que se han reunido por sexta vez con la entidad, si no se llega un acuerdo para conseguir el número acordado Caixabank amenaza con "salidas forzosas".

"La empresa ha conminado a la representación laboral a negociar las medidas que ellos han propuesto y han advertido que si no constatan ningún avance darán por agotado el periodo previo que estipula el Convenio Colectivo", explican desde UGT.

Las conversaciones están teniendo lugar en el marco del nuevo Plan Estratégico 2019-2021 del banco presidido por Jordi Gual, que prevé acometer una reducción del 18% de la red de oficinas (cerrando unas 800) y que, como consecuencia, afectará a 2.157 personas, el 7% de la plantilla.

Los sindicatos exigen que se quiten de la mesa las salidas y las movilizaciones geográficas forzosas

UGT asegura que Caixabank ha amenazado con dar por agotado el periodo previo que estipula el convenio colectivo si no constata ningún avance respecto a la negociación. El sindicato defiende que agotará "todas las vías necesarias" para que se retiren las medidas "traumáticas".

UGT y CCOO también denuncian que la entidad llevará a cabo "movilizaciones forzosas". Así, CCOO defiende que para que la negociación se "despeje" es necesario que se eliminen las salidas y estas las movilizaciones geográficas, así como plantear unas condiciones económicas "aceptables".

El sindicato no quiere proponer ninguna cifra económica por el momento, pero solicita que se vaya mejorando, a la vez que se pacten prejubilaciones para los próximos años con el criterio de mayor edad a la hora de establecer el calendario de salidas.

"Si queremos que se cubra un número elevado de bajas de forma voluntaria, no podrá efectuarse con unas indemnizaciones tan ridículas. La empresa debe mejorar su oferta", recalca UGT.

ERE y cierre de oficinas

La semana pasada, Caixabank comunicó las condiciones del ERE, de forma que para el colectivo de empleados de 55 años en adelante propone la extinción del contrato con el 50% del salario regulador que percibirán durante los cinco años siguientes en un pago único con descuento de la prestación por desempleo, así como un convenio especial en función de la edad de salida y hasta los 63 años.

Para el grupo de trabajadores con edades comprendidas entre los 53 y 54 años, Caixabank plantea la misma indemnización que el grupo anterior (50% del salario regulador de cinco anualidades), además de un convenio especial hasta los 60 años con la Seguridad Social.

Al último colectivo, formado por los empleados con edades inferiores a los 53 años, la entidad ofrece 33 días por año trabajado con un máximo de dos anualidades (24 mensualidades) en un pago único y sin ningún tipo de convenio con la Seguridad Social.

En caso de no llegar a la adhesión de la totalidad del ERE de forma voluntaria, Caixabank podría amortizarlos de manera unilateral, aplicándose a estas salidas 30 días por año y un máximo de 22 mensualidades​. La apertura del proceso de petición de desvinculación se iniciará a lo largo del primer semestre de 2019.

Hemeroteca

Caixabank La Banca
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad