Cambio radical en el mercado de alquiler

stop

Los inquilinos podrán abandonar el domicilio avisando sólo con un mes de antelación. Los aumentos anuales podrán ser acordados entre ambas partes y dejarán de estar ligados al IPC

Ana Pastor, ministra de Fomento

11 de mayo de 2012 (15:10 CET)

El Gobierno ha anunciado una extensa y profunda modificación legal para flexibilizar el mercado del alquiler. La ministra de Fomento y responsable de Vivienda, Ana Pastor, anunció este viernes en rueda de prensa después del Consejo de Ministros que los inquilinos podrán abandonar el domicilio sólo avisando con un mes de antelación (y no dos meses como hasta ahora) y no tendrá obligación de compensar al propietario por el abandono anticipado del domicilio.

El Gobierno también anunció su intención de modificar la ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para abrir la posibilidad de firmar contratos de tres años en lugar de los cinco actuales. Entre las novedades se encuentra que los desalojos por impagos podrán ejecutarse en tan sólo 10 días, plazo que tendrá el inquilino para ponerse al día con los pagos.

Recuperación de la vivienda

Entre las reformas también destaca que el propietario tendrá facultades de recuperar el domicilio que puso en alquiler como primera vivienda si decide vivir en ella o dejársela a un familiar de primer grado, una persona en adopción o un cónyuge.

Pastor también informó que se establecerá una rebaja del 50% en los impuestos de transmisión de bienes inmuebles urbanos, adquiridos desde el 11 de mayo hasta el 31 de diciembre de este año.

Aumentos

La actualización del importe de los alquileres, hasta ahora ligada al IPC, podrá ser pactada por las partes aunque no esté especificado en el contrato. Asimismo, el inquilino puede renunciar al derecho de tanteo, recogido en la actual normativa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad