Casaponsa llevará a juicio a Panrico por despido improcedente

stop

El ex consejero delegado reclama seis meses de nómina y una indemnización por su destitución

27 de noviembre de 2013 (13:51 CET)

Panrico sale de un conflicto laboral para meterse en otro. El ex consejero delegado Joan Casaponsa, llevará a juicio a la compañía de bollería el próximo febrero. Reclama seis meses de sueldo y una indemnización por no avisar con tres meses de antelación su destitución al frente de la empresa, informa Expansión.

Casaponsa ideó un plan de reestructuración de la compañía que contemplaba menos despidos y comportaba más inversión. Buscaba maximizar el potencial de la red de distribución y recortar los costes superfluos. Pero los nuevos propietarios de Panrico, el fondo Oaktree, echó por tierra su plan y puso al frente de la compañía a Carlos Gila, vinculado al grupo estadounidense.

Plan de reestructuración

El plan alternativo de Casaponsa podría no haber encontrado tanto rechazo sindical como el de Gila. Tras semanas de tensas negociaciones, el comité de empresa firmó el martes de madrugada un acuerdo vinculante que contempla el despido de 745 trabajadores y una reducción salarial del 18% para el resto de la plantilla.

A las medidas aplicadas para los trabajadores directos se suma el expediente de regulación de empleo (ERE) para 300 autónomos y rebajar el 15% la nómina de los 1.500 restantes. Este miércoles se ha reiniciado el servicio de reparto de los famosos donuts y del resto de bollería de la firma Panrico después de varios días de huelga.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad