Codere presenta preconcurso para protegerse de los bonistas

stop

La compañía cuenta con cuatro meses para refinanciar la deuda antes de entrar en suspensión de pagos

02 de enero de 2014 (18:51 CET)

Codere estrena el año comunicando el preconcurso de acreedores. Así, lo ha decidido el consejo de administración de la compañía dedicada al sector del juego ante las tensiones de tesorería que se han generado en los dos últimos años. La firma cuenta ahora con cuatro meses para negociar con los acreedores y refinanciar la deuda para evitar la suspensión de pagos.

La compañía insiste en que la apertura de este procedimiento “no supone alteración alguna en la actividad ordinaria de la compañía”. Sin embargo, Codere ha solicitado el preconcurso porque de no llegar a un acuerdo con los acreedores no podrá hacer frente el próximo 5 de enero al pago de unos bonos que ascienden a 127,1 millones de euros.

Imprevistos que pasan factura


Codere cotiza en la Bolsa de Madrid desde hace siete años y cerró el ejercicio 2012 con un resultado antes de impuestos (ebitda) de 287,3 millones de euros. Este dato, asegura la compañía, muestra su capacidad para atender las obligaciones derivadas del negocio. Pero no ha sido suficiente para evitar el preconcurso.

La firma ha sufrido algunos reveses entre 2012 y 2013. Entre los imprevistos a los que ha hecho frente destacan el pago de 107 millones por la renovación de las licencias de juego en Buenos Aires, la entrada en vigor de la ley antitabaco en Argentina, el cierre de ocho salas en México, así como la subida de la carga impositiva sobre el sector en varios países donde está presente la firma.

No obstante, Codere espera y confía en que las negociaciones para refinanciar la deuda lleguen a buen puerto y se alcance un acuerdo con los acreedores dentro del plazo establecido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad