stop

Colonial presenta una opa para comprar el 100% de Axiare, que incrementará su negocio en Madrid y reducirá su cartera en Barcelona

Xavier Alegret

Pere Viñolas y Juan José Brugera, consejero delegado y presidente de Colonial. La socimi se aleja más de Barcelona.

Barcelona, 14 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

La oferta de Colonial por el 100% de Axiare por 1.463 millones de euros tiene muchas lecturas. De cerrarse con éxito, situará a la inmobiliaria que dirige Pere Viñolas casi al nivel del líder del sector, Merlin, en valor de los activos; se diversificará, ya que Axiare no solo tiene oficinas, como Colonial, sino que también tiene suelo logístico, y supondrá un desvío claro de su cartera en España hacia Madrid en detrimento de Barcelona.

La socimi presidida por Juan José Brugera tiene activos por 8.250 millones. Dos tercios son en París, su negocio más importante tanto por número de activos como, sobre todo, por el valor y rentabilidad de los mismos. Madrid supone el 18% y Barcelona el 13%, por lo que la capital española tiene más peso pero la diferencia es de tan solo cinco puntos.

La entrada de Axiare en el portfolio de Colonial cambiará dichas cifras. Esta inmobiliaria incorporará 1.710 millones, por lo que el volumen conjunto de activos rozará los 9.800 millones. Pero con el 77% de sus activos en Madrid, hará que la capital española pase a suponer el 27% de los activos del gigante resultante, mientras que Barcelona quedará reducida al 10%. Por tanto, la capital española casi triplicará en el portfolio de Colonial a la catalana.

Colonial tendrá casi el triple de activos en Madrid que en Barcelona si compra Axiare

Colonial tiene su origen en Barcelona, y su negocio en la ciudad hasta septiembre está funcionando bien. De hecho, en la presentación de los resultados de los tres primeros trimestres de 2017, destacó que los ingresos en la capital catalana crecen el 10% hasta ahora, por solo el 4% de media de la compañía, y la desocupación es la más baja, del 2%.

Pero también es, de sus tres mercados, el que más riesgos tiene a causa de la incertidumbre política. La fuga de empresas se frenó por la convocatoria de elecciones en Cataluña el 21-D, pero se calcula que en mes y medio han dejado la Comunidad 2.400 sociedades, entre ellas Colonial, que ha trasladado su sede social a Madrid, y cinco IBEX más.

En la mayoría de casos, el cambio de sede social no supone el traslado de personal. Pero es consecuencia de una situación de incertidumbre y posible inseguridad jurídica que sí que ha frenado inversiones. Colonial mantiene que no hay riesgo, y si bien lo notó en bolsa con bajadas tras el referéndum y la proclamación de independencia de Cataluña, por ahora sus resultados no lo reflejan. Habrá que esperar a ver los del cuarto trimestre.

Colonial lanzó este lunes la oferta por Axiare a 18,50 euros por acción, con una prima del 15% respecto al último precio antes de la opa. Tras la noticia, la inmobiliaria se disparó en bolsa y llegó a cotizar por encima de la oferta, aunque cerró en 18,39 euros. Unas horas antes, la compañía presentó los resultados hasta septiembre, cuando ganó 454 millones, el 82% más.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad