El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada

Competencia acelera el hachazo a Naturgy antes de su renovación

stop

La CNMC prevé tener listo el recorte a la distribución de gas para final de enero mientras espera que el nuevo Gobierno renueve por fin el consejo

Barcelona, 09 de enero de 2020 (04:55 CET)

Los recortes a las energéticas no solo se les han atragantado a las empresas afectadas, que perderán miles de millones y que ya han sufrido en bolsa lo que se les viene encima. A la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) le está costando terminar de digerir tal volumen de cambios normativos y de métodos de cálculo y le queda pendiente el mayor hachazo, el de la distribución de gas. Pero el organismo se ha propuesto liquidarlo antes de su inevitable renovación.

La CNMC prevé tener listas definitivamente las circulares del recorte de la retribución a la distribución de gas a finales de enero, para mandarlas al Consejo de Estado y dejarlas ya aprobadas cuanto antes, pese a que no entran en vigor hasta enero de 2021. Actualmente se encuentran en fase de consulta pública, después de que el órgano que preside José María Marín Quemada retirara la primera propuesta, rehiciera el cálculo y redujera el recorte a casi la mitad.

Este tijeretazo afecta especialmente a Naturgy, en concreto a Nedgia, su filial de distribución. La multinacional que preside Francisco Reynés tiene aproximadamente el 70% del mercado, por lo que el recorte que sufrirá será similar —no es exacto porque hay otros factores, como las instalaciones de que dispone cada empresa—. Redexis, Madrileña de Gas y Nortegas también están afectadas por este hachazo.

Competencia reduce en 822 millones la retribución a las distribuidoras de gas en los próximos seis años

El recorte propuesto por la CNMC es del 9,6% respecto a la retribución actual de la distribución de gas. Las empresas cobran unos 1.480 millones al año de media, que pasarán a 1.283 para el periodo 2021-2026. En total, la retribución en los seis años que abarcan las circulares será de 7.698 millones, mientras que en el último sexenio fue de 8.520. Por lo tanto, el recorte de de 822 millones, de los que unos 500 millones llevan escrito el nombre de Naturgy.

El hachazo propuesto inicialmente por Competencia era del 17,8% y despertó las iras de todo el sector. Tanto Naturgy como algunos de sus accionistas, como los fondos GIP y CVC, así como sus socios en Nedgia —Allianz y CCPIB— se han reunido en los últimos meses con la CNMC en varias ocasiones para explicar sus argumentos en contra del recorte. Además, la compañía participada por La Caixa presentó recurso, como el resto de afectadas, tanto gasísticas como eléctricas.

La presión del sector surgió su efecto y Competencia dio marcha atrás, retirando la medida a finales de noviembre. Más tarde, publicó la nueva retribución, más favorable para las empresas, y abrió consulta pública. Las compañías también podían presentar recurso hasta el 27 de diciembre y así lo hicieron algunas de ellas. Por supuesto, Nedgia lo hizo.

La duda es si el recorte a las gasísticas llegará antes que la renovación de la CNMC

Ahora las compañías esperan la resolución del organismo regulador energético con la duda de si llegará con el actual consejo o con éste ya renovado. No es baladí, pues deben renovarse ni más ni menos que el presidente, Marín Quemada, y la vicepresidenta, además de otros consejeros. En cualquier caso, las fuentes consultadas hablan de finales de enero para que las circulares se envíen la Consejo de Estado.

Allí pueden estar semanas. Este órgano jurídico asesor puede pedir informes al Ministerio de Economía, del que depende la CNMC, y dar audiencia a las empresas afectadas para que verifiquen ya no la nueva retribución sino la metodología de cálculo usada y que éste es correcto. En cuanto el Consejo de Estado le dé el visto bueno, quedará aprobada para entrar en vigor el 1 de enero de 2021, aunque las empresas pueden seguir su batalla en los tribunales si lo consideran necesario. Muchas de ellas se han mostrado abiertas a hacerlo.

Naturgy fue más allá y anunció que congelaba las inversiones en infraestructuras de gas mientras se mantuviera el recorte. La reducción del tijeretazo no ha sido suficiente para que, de momento, la compañía haya retomado las inversiones. Tampoco lo ha sido para que el personal de Nedgia vuelva al trabajo. La filial de redes mandó a su plantilla a casa al cesar las inversiones y así será, en principio, hasta el 29 de febrero. A partir de ahí, ya se verá.

El fin de Marín Quemada al frente de la CNMC

Aprobar la nueva retribución a la distribución de gas será probablemente lo último que haga el actual consejo de la CNMC, si llega a tiempo. José María Marín Quemada y otros miembros del regulador tienen el mandato caducado desde septiembre pero la falta de gobierno —estaba en funciones— impidió su renovación, por lo que gozan de una prórroga indefinida.

Se espera que cuando tome cuerpo el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez en coalición con Unidas Podemos, aborde la renovación de este órgano. La relación del Ejecutivo socialista con Marín Quemada, nombrado por el PP, no es buena, y la ministra de Economía, Nadia Calviño, seguirá en su cargo, por lo que ya tiene en su agenda esta tarea pendiente.

Los desencuentros entre el Gobierno y la CNMC llegaron a tal punto que el Ministerio de Transición Ecológica encabezado por la ministra Teresa Ribera se adelantó a las empresas a la hora de presentar alegaciones a las circulares. Argumentaba que los cálculos no eran siempre acertados y que no tenía en cuenta la política energética del Ejecutivo.

Hemeroteca

Naturgy CNMC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad