Las bolsas europeas pretenden cerrar el viernes en positivo tras los datos de producción industrial de China

Pedro Sánchez protege al IBEX de opas oportunistas

stop

El Gobierno modifica la normativa de inversiones extranjeras para evitar que empresas de fuera de la UE adquieran cotizadas españolas por su caída bursátil

Carles Huguet

Economía Digital

Las bolsas europeas pretenden cerrar el viernes en positivo tras los datos de producción industrial de China

Barcelona, 17 de marzo de 2020 (16:45 CET)

El Gobierno sale en auxilio de las empresas españolas con un paquete de 117.000 millones de inversión pública que será complementado con recursos privados. El Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobó este martes un conjunto de medidas para dar oxígeno al tejido empresarial español. El salvavidas no consta solo de inversión, también incluye protección para las grandes cotizadas ante inversores oportunistas tras el desplome bursátil de las últimas semanas.

Después de que el IBEX haya perdido casi el 40% de su valor en un mes, eran muchas las empresas estratégicas que quedaban a tiro de opa. El Estado forma ahora un muro de contención a su alrededor. "Se ha reformado la normativa sobre inversiones exteriores para impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos", explicó el presidente en su comparecencia posterior al Consejo de Ministros.

El cambio forma parte del Real Decreto aprobado este mismo martes y quiere mitigar los efectos de la caída "coyuntural" que han sufrido las grandes compañías del país en la crisis económica actual, marcada "por una extrema volatilidad en los mercados financieros", destacó Sánchez. A pesar de cotizar a precios asequibles, fondos y firmas extracomunitarias no podrán abalanzarse sobre ellas.

El desplome de las últimas semanas había proocado que el miedo recorriera los despachos de algunos gigantes del IBEX. Entre ellos, los de Repsol, Telefónica, Naturgy y Cellnex, firmas que podrían considerarse estratégicas para España al desarrollarse en el negocio de la energía y las telecomunicaciones. Otras miradas se dirigen al sector bancario, con Banc Sabadell cediendo valor mes a mes desde ya antes de la crisis del Covid-19.

De este modo, el Ejecutivo cierra la puerta a fondos de inversión oportunistas estadounidenses o asiáticos y firmas como América Móvil --propiedad de Carlos Slim-- siempre a los vaivenes de Telefónica.

Los bajistas y el IBEX

El Real Decreto se une como medida de protección para las cotizadas a la decisión de la CNMV, que ha prohibido durante un mes el incremento de posiciones cortas. El cierre del mercado para los inversores bajistas entró en vigor este martes y se produjo después del desplome bursátil del lunes. Ya se había aplicado durante 24 horas el pasado viernes 13 de marzo.

"La prohibición tiene efectos desde el martes 17 de marzo, hasta el 17 de abril de 2020, ambas fechas incluidas, y podrá prorrogarse por períodos adicionales no superiores a 3 meses si se mantuvieran las circunstancias que la han motivado, de conformidad con el artículo 24 del Reglamento (UE) Nº 236/2012, o bien levantarse en cualquier momento sin agotar el plazo, si se considerase necesario", informó el regulador bursátil en un comunicado.

La decisión llegó motivada por la "extrema volatilidad de los mercados europeos por la situación creada por el Covid-19". Es la misma razón por la que Sánchez escogió modificar la normativa de inversiones extranjeras. 

Las otras medidas de Sánchez

Pero más allá del blindaje al IBEX, el Consejo de Ministros aprobó este martes una inyección pública que puede alcanzar los 200.000 millones de euros entre recursos públicos (117.000 millones, garantizados) y la inversión privada, todavía por determinar. 

El Ejecutivo siguió los pasos de países como Alemania y Francia con el objetivo de que ninguna empresa que atraviese "problemas de liquidez" los convierta "en problemas de solvencia". Sánchez ha pedido que esta crisis se trate como temporal -en concreto ha pedido a las empresas que valoren esto en los proceso de ajuste de empleo-. En este sentido, el Gobierno considerará los ERTE  "causa de fuerza mayor", lo que agiliza los plazos de aceptación y también permite que quienes no hubieran acumulado paro suficiente para disfrutarlo, tengan igualmente derecho. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad