Daurella y Carceller inyectan los primeros 10 millones en Cacaolat

stop

ALIMENTACIÓN

Camión de Cacaolat

02 de mayo de 2012 (21:08 CET)

La nueva Cacaolat ya está operativa con Sol Daurella, dueña de Cobega, y Demetrio Carceller, propietario de Damm, como nuevos copresidentes. De este modo, las puntas de lanza de dos de las principales sagas industriales de la alimentación en Catalunya toman el relevo formal y oficial a los Ruiz Mateos, la familia jerezana que arrastró a la mítica firma de batidos hasta la quiebra con la caída del conglomerado Clesa.

La constitución de la nueva cúpula ha venido acompañada por una ampliación de capital de prácticamente 10 millones de euros en Grupo Cacaolat, la nueva sociedad que gestionará los activos adquiridos en la subasta pública que cerró el concurso de acreedores. La maniobra dotará de solvencia a Cacaolat y le permitirá normalizar la relación comercial con los proveedores, según las fuentes consultadas.

También se espera que el famoso batido recupere en breve toda la presencia perdida durante el periodo de quiebra. Daurella, cuya familia introdujo Coca-Cola en España, y Carceller, elaborador de una de las cervezas más exitosas, reintroducirán en breve todos los formatos que desaparecieron de los lineales de los puntos de venta por la insolvencia de los anteriores dueños.

Por otro lado, se desarrollará una nueva gama que en el medio plazo pretende ganar cuota de mercado y sentar las bases para devolver a Cacaolat al terreno de los beneficios. La llegada de nuevos sabores será el primer movimiento destacable.

Nuevo director

El día a día de esta estrategia la pilotará, como avanzó Economía Digital, Francesc Lluch, nombrado, este lunes, director general de Grupo Cacaolat. El nuevo responsable de la láctea forma parte de la nómina de ejecutivos de confianza de Carceller. Se trata de uno de los artífices de haber conducido al grupo cervecero por la senda del crecimiento en los últimos años. El beneficio en 2011 escaló un 30% en un periodo caracterizado también por las inversiones de Damm en otros mercados.

El montante comprometido por Daurella, Carceller y Luis Victory (propietario al 2%) alcanza los 130 millones de euros. Las mayores partidas se las llevan el pago por los activos de Cacaolat (75 millones) y la construcción de la nueva planta de producción en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad