Daurella y sus socios dejan Berlín con plusvalías millonarias

stop

Los fondos de varias sagas empresariales catalanas en la capital alemana cierran después de duplicar la inversión inicial de 100 millones

Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberian Partners.

Barcelona, 26 de febrero de 2016 (01:00 CET)

Algunas de las familias catalanas más potentadas se unieron en 2007 para invertir en ladrillo en Berlín. En España, el sector estaba en su apogeo, con precios disparados, y vieron más oportunidades en la capital alemana. Para ello crearon dos fondos que, en noviembre pasado, antes de lo esperado, vendieron todos sus activos con unas plusvalías alrededor del 100% de la inversión.

Familias como los Daurella (Coca Cola), Sumarroca (Teyco), Simón (Simon Holding), Esteve (Laboratorios Esteve), Oliver (Transcoma) y Tortajada (TR Corporación Inmobiliaria) invirtieron en el mercado inmobiliario residencial berlinés, cuyos precios no han parado de crecer en los últimos años. Algunos de ellos, como los Sumarroca, salieron antes, a finales de 2014, pero los que han aguantado hasta el final han doblado la inversión, según han explicado a Economía Digital fuentes del sector.

Unos 60 edificios

Gestionados por BMB Investment Management, los fondos, Optimum Berlin Property y Optimum Berlin Property Two, fueron dotados con 50 millones de euros cada uno, 100 en total. Los socios aportaron 40 millones y los 60 restantes era crédito pedido a la banca alemana. Estos millones se invirtieron en unos 60 edificios, buena parte de los cuales situados en zonas prime de Berlín, con más de 1.100 pisos y 90.000 metros cuadrados.

En los primeros seis años de existencia, los fondos sólo vendieron unos diez edificios, con los que recuperaron casi la mitad de la inversión. Precisamente por este alto retorno, los socios decidieron que los fondos, diseñados inicialmente a diez años, no tuvieran fecha de caducidad, según han explicado las mismas fuentes. Con las ventas hasta ese momento y los alquileres, el retorno anual era del 13%.  

Una cartera de 50 edificios

Pero los propietarios de los fondos decidieron cambiar de estrategia cuando recibieron una importante oferta por el resto de sus edificios en Berlín: un fondo puso sobre la mesa 140 millones por los 50 edificios que tenían en cartera. Ante esta oferta, decidieron vender y recoger beneficios. Con todas las operaciones, el retorno ha duplicado la inversión.

Los fondos se encuentran actualmente en fase de liquidación y en los últimos meses han realizado dos reducciones de capital, una por dos millones de euros y la última por valor de 8,2 millones en cada fondo, dejando el capital resultante de ambos fondos prácticamente a cero.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad