David Madí se queda sin trabajo en Telefónica

stop

José María Álvarez-Pallete despide del consejo asesor de Telefónica al exsecretario de comunicación de Artur Mas

David Madí y Artur Mas en una imagen de archivo.

Barcelona, 21 de diciembre de 2016 (11:56 CET)

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha pasado la escoba por la plantilla de consultores políticos, y ha dado de baja a unos 50 asesores que habían sido contratados por César Alierta. Entre ellos se encuentra David Madí, que había sido secretario de comunicación de Convergència i Unió, y se consideraba como uno de los hombres más cercanos al expresidente catalán, Artur Mas. También fue portavoz del último gobierno de Jordi Pujol.

Madí había sido contratado como asesor en diciembre de 2013, y tenía una retribución de 120.000 euros anuales, informa El Confidencial. Su llegada a Telefónica fue de la mano su tío, Carlos Colomer, quien también había estado como asesor durante 15 años. Se retiró en abril de este año, cuando Alierta dejó la presidencia en manos de Álvarez-Pallete.

Madí dirige varias empresas de consultoría e inversiones, y entre sus proyectos, se encuentra la asesoría a los hermanos Roca en el complejo gastronómico que han montado en las instalaciones del Gran Teatre del Liceu de Barcelona. Además, Madí todavía continúa como presidente del consejo consultivo de Endesa en Cataluña.

Bono también se queda afuera

Además de Madí, Álvarez-Pallete también ha prescindido de los servicios del socialista José Bono, quien dirigió la comunidad de Castilla-La Mancha entre 1983 y 2004, y luego de pasar por el Ministerio de Defensa, presidió el Congreso de los Diputados entre 2008 y 2011. Otra personalidad dada de baja es Antonio Gutiérrez, quien entre 1987 y 2000 fue secretario general de Comisiones Obreras, y también ejerció como diputado socialista

La intención del presidente de Telefónica es que la empresa tenga un perfil más neutro, y con estos despidos se despega de la estrategia de su antecesor, que nombraba asesores vinculados con la política y los sindicatos para aceitar las relaciones de la firma de telecomunicaciones con la administración pública. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad