Mikhail Fridman.

DIA: estos son los ex Goldman Sachs que ganarán con la opa de Fridman

stop

El segundo accionista de DIA es un viejo conocido de las IBEX españolas y ha protagonizado distintas polémicas en los mercados financieros

Barcelona, 09 de mayo de 2019 (04:55 CET)

La opa de Mikhail Fridman sobre DIA está resuelta, pero los movimientos en el capital de la compañía continúan. Y, a río revuelto, ya se pueden señalar a algunos de los ganadores de la operación. Todos apuntan al fondo francés Boussard and Gavaudan, conocido por haber protagonizado el ataque bajista más duro en el IBEX, como uno de los inversores que mejor ha jugado sus cartas en la cadena de supermercados. 

B&G tiene ya el 9,3% de DIA. Se ha convertido de manera silenciosa en el mayor accionista, con permiso de Fridman, y se ha colocado de manera holgada por delante de otros accionistas que han querido interferir en el proceso de control de Letterone, como el francés Gregoire Bontoux, perteneciente a la familia heredera de Carrefour, o el portugués Luis Amaral, dueño de la cadena de supermercados Eurocash, en Polonia.

Boussard and Gavaudan controla su participación a través de dos vehículos. Una mitad la tiene uno de sus fundadores y la otra restante está en posesión de la sicav BG Master, domiciliada en Luxemburgo.

Emergió en el capital de la cadena de supermercados con el 3% el pasado marzo y no ha dejado de crecer hasta entonces. De hecho, ayer, miércoles, fue el único de los accionistas de DIA que amplió posiciones nuevamente. 

¿Venderán sus acciones en la opa de Fridman? Su intención nunca ha sido revelada, pero distintas voces apuntan a que se trata de una inversión financiera. Esto significa que para ganar dinero la vía más rápida es vender sus acciones, que tienen una plusvalía asegurada porque las compraron a un precio inferior al que pagará Fridman (0,67 euros por acción). 

El otro camino es mantenerse en el capital, una opción que no tiene mucho sentido si no acuden a la posterior ampliación de 500 millones que prepara Letterone. De abstenerse en la operación, su porcentaje se diluirá en un 89%, lo que impediría rentabilizar su venta mientras la acción no suba a largo plazo bajo el mandato del magnate ruso. 

Boussard fue multado por la CNMV francesa en 2010 

El nombre de Boussard and Gavaudan es fruto de la unión de los apellidos de sus dueños: Emmanuel Gavaudan y Emmanuel Boussard. Ambos ligan su trayectoria a Goldman Sachs, el banco de inversión que se ha visto envuelto por varias circunstancias en la polémica caída de DIA en bolsa y para el que trabajaron en el pasado. 

La prensa internacional se ha hecho eco del crecimiento de esta compañía. Financial Times publicó hace 11 años que su tamaño les llevaba a ser el tercer fondo de cobertura más cotizado públicamente en Europa, con aproximadamente 1.000 millones de euros en activos, y The Telegraph informó de algunas de sus polémicas, cuando fueron notificados "sobre un supuesto incumplimiento de las regulaciones francesas sobre el uso de información privilegiada". 

Los medios franceses también se fijaron en cómo maniobraban sus gestores. Le Monde publicó en 2010 que la Autorité des Marchés Financiers (equivalente a la CNMV en España) les impuso una multa de 50.000 euros por no cumplir con las normas sobre ventas en corto, mientras el periódico Les Echos explicó las conexiones con Goldman Sachs, ya que, de cerca de 50 empleados, casi tres cuartas partes provenían de la entidad norteamericana.

La sombra de Goldman Sachs en DIA

Y es que la entidad norteamericana ha protagonizado varias polémicas por su papel en DIA. Ha sido accionista de la compañía durante su caída en el IBEX y siempre se ha sospechado de que gran parte de sus acciones se prestaban a inversores bajistas, que se aprovechaban de la mala racha bursátil de la cadena de supermercados. 

Goldman Sachs, además, se destapó como colaborador de Letterone en la elaboración de un plan alternativo al consejo de administración en DIA, con el que preparaba su asalto a la compañía. También salió a la luz que algunos de los colaboradores de la entidad norteamericana dejaron su puesto de trabajo para unirse al fondo luxemburgués de Fridman

Fueron algunos de estos factores los que llevaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), encargada, entre otros, de proteger al pequeño accionista, a obligar públicamente a Goldman Sachs a esclarecer cuál era su posición en DIA. Goldman lo notificó al regulador y días después aseguró que no participaría en la junta de accionistas. 

Su pasado en el IBEX... y en Telefónica

Boussard & Gavaudan ha dejado rastro en el IBEX por sus ataques bajistas, apostando en contra de algunas compañías. Destaca el movimiento que realizó en Telefónica, cuando incrementó su posición corta.

Sus apuestas en corto llegaron a alcanzar los 730 millones de euros en verano de 2017, momento en el que alcanzó un 1,6% del capital.

Boussard fue incrementando su posición a medida que la compañía española se resentía en bolsa, afectada en aquellos momentos por la venta frustrada de O2 y la abultada deuda, que desde entonces se ha ido reduciendo bajo el mandato de su presidente José María Álvarez-Pallete.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad