DIA esconde la subida de la deuda con una treta financiera. En la imagen, una tienda de DIA en reformas, en Madrid.
stop

DIA revisa sus cuentas y rebaja su beneficio neto de 2017 en 20 millones de euros

Economía Digital

DIA esconde la subida de la deuda con una treta financiera. En la imagen, una tienda de DIA en reformas, en Madrid.

Madrid, 22 de octubre de 2018 (11:25 CET)

Tras el debacle de la semana pasada en la que DIA vivió su peor momento, la empresa ha rectificado ahora sus cuentas de 2017. Su beneficio real en 2017 fue 20 millones de euros inferior, de 110 millones a 90.

Según informa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta rebaja se debe en su mayor parte a “sobreestimaciones realizadas al cierre de dicho período o en los descuentos comerciales a percibir de proveedores”.

Estos ajustes se producen a raíz de un proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018. DIA considera que tras esta actuación “debían incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio 2017”.

Efecto patrimonial negativo

Además, a raíz de un proceso de revisión de las estimaciones del cierre financiero de 2018, la cadena de supermercados consideró que debían incorporarse determinados ajustes a los estados financieros consolidados correspondientes al ejercicio 2017, que se estimó podrían tener un efecto patrimonial negativo por un importe valorado en, aproximadamente, 70 millones de euros.

Tras calcular su efecto fiscal, DIA ha concluido que el efecto patrimonial negativo se reduce a, aproximadamente, 56 millones de euros y es atribuible en su mayor parte al negocio en Iberia.

Según explica la cadena de supermercados, las correcciones -que explica que aún son provisionales- tienen como objetivo imputar a cada ejercicio los ingresos y gastos que les corresponden, pero no suponen movimientos de caja.

Semana negra de DIA

La cadena de supermercados vivió la semana pasada su semana negra en bolsa tras anunciar un profit warning (rebaja de estimaciones), la salida de su presidenta -Ana María Llopis- y la suspensión de su director financiero Amando Sánchez Falcón.

DIA además se vio obligada a recortar sus previsiones de crecimiento para este 2018. Así, la empresa reconoció que el ebitda se quedaría entre 350 y 400 millones frente a los 568 obtenidos en 2017; un descalabro del 40% que llega acompañado del adiós al dividendo para 2019.

En lo que va de año, la empresa controlada por el magnate ruso Mikhail Fridman acumula un descenso del 75% de su valor en bolsa en lo que va de año.

Hemeroteca

DIA Supermercados
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad