El primer accionista de DIA, Mikhail Fridman, en una imagen de archivo. EPA PHOTO/EPA/Yuri Kochetkov

Los hombres de Fridman desembarcan en DIA en pleno hundimiento

stop

Fridman crea una nueva Dirección Ejecutiva en España la misma semana en la que DIA se deja más del 75% de su valor en bolsa

Cristian Reche

Economía Digital

El primer accionista de DIA, Mikhail Fridman, en una imagen de archivo. EPA PHOTO/EPA/Yuri Kochetkov

Barcelona, 17 de octubre de 2018 (19:52 CET)

El control del polémico magnate ruso Mikhail Fridman sobre DIA es casi total. A falta de saber cuándo lanzará la opa sobre la cadena de supermercados, el directivo remodela la cúpula con el aterrizaje de tres hombres estratégicos, que se unen a los directivos de confianza que entraron en junio. La situación es límite: la multinacional ha perdido la mitad de su valor en tres jornadas  — el 75% en lo que va de año —  y ha anunciado que presentará malos resultados el próximo trimestre.

El primero de los nuevos hombres de Fridman es Faustino Domínguez de la Torre. Entró en DIA hace 26 años y a día de hoy es director ejecutivo de la marca en España. Considerado hombre de la casa, será uno de los directivos con más peso, al unificarse las áreas comerciales y la de operaciones del resto de marcas del grupo.

A Domínguez le acompaña Alejandro Grande. Actual responsable de DIA en Argentina, pilotará la empresa a través de la nueva Dirección Ejecutiva de Recursos Humanos, que abarcará todo el grupo. Compatibilizará su cargo con nuevas funciones hasta que se encuentre un nuevo director de la filial argentina.

El último de los hombres fuertes de DIA es Miguel Ángel Iglesias. El actual director Jurídico y Compliance del grupo reportará directamente al CEO del grupo, Antonio Coto, quien asumió el cargo de consejero delegado tras la salida de Ricardo Currás. Lo hará por incorporarse al frente de la Secretaría Corporativa, que unificará las áreas de soporte jurídico, de seguridad y control financiero.

DIA, cambios urgentes para una situación excepcional

Los tres cambios vienen motivados, en parte, por la suspensión de empleo y sueldo del director financiero del grupo, Amando Sánchez Falcón, y de la salida de su presidenta, Ana María Llopis, que adelantó su adiós, previsto para 2019. La situación, unida al anuncio de un profit warning (rebaja de estimaciones de crecimiento) y a la cancelación del dividendo para 2019, ha llevado a la multinacional a perder la mitad de su valor en bolsa en tres días

Los tres nombramientos dan a Fridman un control de facto sobre DIA. Las dos primeras piezas que colocó fueron Stephan DuCharme y Karl-Heinz Holland, dos hombres de confianza y cuyo recorrido en el mundo de la alimentación les sirvió como aval para entrar en el corazón de la compañía.

DuCharme es el más cercano a Fridman y al que todo el mundo apunta como el encargado de reflotar la compañía. Ha ocupado puestos de responsabilidad en Alfa Group, holding vinculado en sus orígenes con Letterone, el fondo con el que Fridman controla DIA. Esta compañía se fundó a partir de un pequeño banco privado tras la caída de la URSS.

Ducharme, además, es consejero delegado de X5 Retail, la cadena líder supermercados en Rusia que también depende del fondo Letterone y tiene un modelo similar al de Mercadona

HeinzHolland, por su parte, trabajó para Lidl durante más de dos décadas y llegó a ser consejero delegado del grupo alemán durante más de seis años. Dejó su sello durante su etapa, que estuvo marcada por la expansión de la marca, la más grande hasta el momento.

Hemeroteca

Franquicias DIA IBEX Bolsa
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad