Antonio Coto, nuevo consejero delegado de DIA

DIA urge un acuerdo con la banca para sobrevivir

stop

Moody’s advierte de una posible falta de liquidez de DIA y la empuja a manos de la banca con su nueva rebaja de rating

Barcelona, 22 de noviembre de 2018 (20:30 CET)

DIA está contra las cuerdas a nivel financiero. Lo advirtió este jueves Moody’s, pero la advertencia misma era una bala a la viabilidad de la cadena de supermercados. La agencia de calificación rebajó el rating de DIA en el bono basura, lo que la deja sin opciones: si sale al mercado, los intereses serán muy altos, por lo que no le queda más opción que pactar la refinanciación con una banca que tiene la sartén por el mango.

La compañía que controla el millonario ruso Mikhail Fridman negocia a contrarreloj con 14 bancos la refinanciación de 900 millones de euros, como adelantó Reuters. La operación ha sido encargada a Rotschild y Pwc, que trabajan a destajo para cerrar un acuerdo que dé aire a DIA. Entre los bancos se encuentran el Santander, BBVA y Caixabank, además de entidades extranjeras.

La voluntad de la empresa que dirige Antonio Coto es conseguir circulante para mantener la actividad sin apuros y retrasar los plazos de pago, con intereses competitivos. Pero no está para exigencias. De hecho, las entidades están pidiendo garantías y cubriéndose las espaldas en una empresa que ahora mismo está en dificultades.

El mazazo de Moody’s a DIA

El informe de Moody’s es muy duro con DIA. Advierte que lo vencimientos de deuda que tiene a la vista “podrían presionar su liquidez en los próximos meses”. Y eso que se trata de una cadena de supermercados, que genera cash fácilmente con su actividad.

El análisis de la agencia de rating se basa en el deterioro de las ventas, que prevé que sigan por la caída de la cuota de mercado en España y Portugal y por la evolución de los tipos de cambio en Brasil y Argentina.

El nuevo equipo directivo, pues, sigue sin convencer. No lo hace a los inversores, que siguen manteniendo a DIA por debajo del euro por acción en el IBEX, ni a los analistas. El hecho de no publicar el resultado neto les descoloca mientras esperan un plan estratégico que no llega. Ya deberían de haberse presentado las líneas maestras de la DIA del futuro, pero sigue aplazado sine die.

Los bajistas, al acecho de DIA

Los mínimos en bolsa de las últimas semanas han alejado a los bajistas de DIA, que, además, esperan una opa de Fridman a principios de 2019. Pero si siguen las incertidumbres respecto al futuro de la compañía, pueden volver a acechar a una acción ya muy castigada. Este jueves se dejó el 0,7%, hasta los 0,79 euros por acción.

Hemeroteca

DIA IBEX
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad