El dueño de Rakuten vuelve al rescate de su filial española. En la fotografía, Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. ED

El dueño de Rakuten vuelve al rescate de su filial española

stop

El capital japonés volvió a cubrir las pérdidas de la filial española ante la falta de rentabilidad del proyecto

Cristian Reche

Economía Digital

El dueño de Rakuten vuelve al rescate de su filial española. En la fotografía, Jacinto Roca, CEO de Rakuten TV. ED

Barcelona, 20 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Rakuten sigue esperando a rentabilizar la compra de Wuaki TV seis años después. Hasta ahora solo ha conseguido cerrar cada ejercicio del mismo modo: recibiendo aportaciones de los socios para compensar los números rojos y seguir invirtiendo para crecer. El salto para competir con Netflix debe esperar. 

El pasado año se volvió a repetir la jugada. Rakuten TV Europe, filial española del gigante japonés y que engloba la actividad de otros 11 países de Europa, arrojó pérdidas por valor de 19,8 millones de euros, un 1,53% más respecto al año anterior, cuando las pérdidas alcanzaron los 19,5 millones de euros, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Así, la compañía dirigida por Jacinto Roca, fundador junto con Josep Mitjà, no pudo evitar los números rojos a pesar de aumentar su volumen de negocio en un 32%, hasta los 22,1 millones de euros. El resultado se justifica tras la evolución de España, donde facturó cerca de 14 millones, aunque también del resto de países europeos. Fuera del mercado nacional ingresó 8 millones, repartidos entre Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Irlanda, Austria, Bélgica, Luxemburgo y Suiza, así como en Portugal y en los Países Bajos, últimos dos países en los que aterrizó. 

El desequilibrio no pasó inadvertido para los auditores, que consideraron que la sociedad, todavía en "su etapa de desarrollo", incurrió "en pérdidas significativas en los últimos ejercicios que podrían generar dudas a terceros sobre su capacidad para continuar como empresa en funcionamiento”.

No obstante, la firma fue socorrida de nuevo por los socios. Ellos son Yoshiba Yamada, vicepresidente de Rakuten; Oshihiko Otsuka, director de Rakuten Europa y de la división bancaria Rakuten Europe Bank, y Ryo Yamaguchi, jefe de estrategia en el Viejo Continente y ex de la prestigiosa consultora Boston Consulting Group (BCG).   

Los auditores 'tiran de las orejas' a Rakuten TV en el último año por sus pérdidas

Rakuten TV Europe pertenece a un grupo de sociedades en las que Rakuten Europe, S.A.R.L., domiciliada en Luxemburgo, es la sociedad dominante directa, a la vez que Rakuten, Inc., fijada en Tokio (Japón), donde cotiza con una capitalización bursátil de 12.500 millones de dólares, es la sociedad dominante última del grupo. Sin embargo, no consolida contablemente en España.

Respecto a su situación financiera, Rakuten TV mantiene deudas a corto plazo con el Ministerio de Industria y con Enisa, entidad dependiente del Ministerio de Economía, de la que recibió en 2011 un préstamo participativo de 450.000 euros. 

Rakuten TV, a la sombra de Netflix

Los resultados de Rakuten TV evidencian que a la plataforma, a pesar de contar con el capital de un gigante financiero, le queda recorrido para ponerse a la misma altura que las grandes del vídeo bajo demanda, como Netflix. Una comparación: la compañía estadounidense cuenta con 2,2 millones de usuarios solo en España, según datos de Competencia, mientras que Rakuten TV aspira a cerrar el año con más de 6 millones en toda Europa.

Roca, por su parte, siempre ha diferenciado su estrategia de la del resto de plataformas. Mientras Netflix o Amazon Prime Video optan por servicios de cuota mensual y por series, Rakuten, más allá de también ofrecer vídeo bajo demanda (Rakuten Wuaki), se preocupa más por funcionar como una suerte de videoclub on line, en el que su fuerte son las películas y el pago por visión.

¿El motivo de esta fórmula? Entienden que el cliente no se suscribe a un servicio por una película de dos horas, sino que prefiere alquilarla y verla una única vez. Y las películas de estreno no están en los servicios de suscripción, sino en su canal, al que esperan introducir cada vez más rápido nuevas obras cinematográficas, reduciendo el periodo de tiempo en el que una película sale en cines y llega a los canales digitales.

Pero lo cierto es que estos esfuerzos no han dado todavía todos sus frutos. Los otros más destacados son los acuerdos que mantiene con los fabricantes de televisores  Samsung, LG, Panasonic y Sony , donde incorpora su tecnología, así como el acuerdo que comparte con Orange. La compañía no prevé expandir este acuerdo a otras televisiones de pago como Movistar+ o Vodafone TV.

La sociedad fue creada a finales de 2009 por Roca y Mitjà bajo el nombre de Wuaki TV y fue adquirida tres años después por Rakuten, que sumó los servicios audiovisuales a sus diferentes líneas de negocio (comercio online, servicios financieros o agencia de viajes, entre otros). El pasado año, usando como pretexto que la marca Rakuten podría tener más gancho porque empezaba a ser patrocinador del FC Barcelona, el nombre se cambió a Rakuten TV. 

Queda por ver si el capital japonés seguirá apoyando un proyecto que compite en un mercado cada vez más atomizado, con plataformas centradas en contenidos en español (Flixolé) o deportivos (la británica Dazn, que anunció la adquisición de los derechos de Moto GP), así como otras tecnológicas (Huawei) o compañías (Disney), que ya han puesto los ojos en el sector.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad