Efecto impuesto a la banca: menos hipotecas y más caras

Efecto Sánchez: se avecinan menos hipotecas y más caras

stop

La banca decidirá en los próximos días si encarece los tipos tras el nuevo decreto ley que le obliga a asumir los cargos

Madrid, 08 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

La banca se encamina hacia un nuevo ciclo con intereses más caros e hipotecas más escasas (al menos en el corto plazo). Con la aprobación del Real Decreto del Consejo de Ministros de este jueves, por el cual se traslada a la banca la responsabilidad del pago de los impuestos hipotecarios, las entidades financieras deberán tratar un tema que sobrevuela desde hace meses en el sector: encarecer los tipos de interés.

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de trasladar a la banca el impuesto de las escrituras de la hipoteca supondrá que, a partir de la próxima semana, los bancos obtengan menor rentabilidad por la concesión de hipotecas.

La patronal bancaria, la Asociación Española de Banca, avanzó, antes de la decisión de Pedro Sánchez, que el pago de los impuestos de las hipotecas se traducirá en condiciones más desventajosas para los futuros hipotecados. Aunque, pocos días después, ha ido matizando el diagnóstico: da por hecho un encarecimiento pero no asegura que será un fenómeno generalizado en todas las entidades.

La dura competencia por la captación de hipotecas podría hacer que algunos bancos asuman el coste (o parte de él) para seguir atrayendo clientes con hipotecas a los que puedan vender también otros productos más rentables como seguros de vida y hogar y planes de pensiones, entre otros.

Hipotecas más caras

En el mercado se da por hecho que tarde o temprano las hipotecas se encarecerán. “Lo más lógico es que la banca lo repercuta al cliente en el variable o en comisiones. Como cualquier empresa privada, si el banco tiene que afrontar un nuevo gasto, buscará la manera de equilibrar el mismo para que sus ventas se mantengan. Creo que acabaremos pagando más de esta manera que haciéndolo a través del propio tributo”, explica Víctor Fermosel, profesor de finanzas de EAE Business School.

La subida de hipotecas ya ha comenzado desde hace algunas semanas. Bankinter ha subido las hipotecas a tipo fijo del 1,7% al 1,8% para las concesiones de 10 años y del 2,4% al 2,5% para los préstamos a 30 años, según la información de Credimarket, una web comparadora de préstamos hipotecarios. No obstante, la entidad asegura que no tiene que ver con el impuesto, que Bankinter asume desde el 18 de octubre, sino con la previsión de nuevas subidas del euríbor.

La asociación de consumidores Facua, que ha llamado a la protesta colectiva frente a los juzgados españoles el próximo sábado, vaticina una subida de las hipotecas, aunque moderada.

“Seguramente suban algo. En la vida de un préstamo, el IAJD (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados) representa una pequeñísima cantidad en comparación con los beneficios que obtiene la banca con la firma de hipotecas. No tienen por qué aplicar una subida apreciable en los tipos de interés para "recuperar" lo que van a dejar de ganar. De todas formas, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia deberá estar atenta ante un posible pacto colusorio”, explica Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores.

Más vinculaciones 

Las agencias inmobiliarias se han quejado del freno en la firma de hipotecas, una situación que se podría prolongar las próximas semanas en el caso de los contratos que estén en proceso de negociación y que no hayan firmado documentos vinculantes.

En ese caso, cada banco podrá encarecer las condiciones a través de distintos mecanismos. Y la contratación de productos financieros vinculados, como los seguros, podría ser una excelente vía para encarecer las hipotecas de forma indirecta.

La banca se cuidará de aplicar comisiones directas como las de apertura, puesto que son blanco fácil ante futuras demandas judiciales por el establecimiento de cláusulas abusivas. Los pequeños ajustes en los tipos y la exigencia de productos financieros adicionales se perfilan como las opciones más factibles que terminarán encareciendo las hipotecas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad