El alcalde de Torredembarra desmantela su conexión con los Sumarroca

stop

Daniel Masagué presenta concurso de acreedores voluntario de Maes, la panadería con la que habría facturado 300.000 euros a Teyco

El ex alcalde de Torredembarra, Daniel Masagué, en el momento de su detención

Barcelona, 20 de febrero de 2017 (05:00 CET)

La empresa Maes Flequers i Pastissers ha presentado concurso de acreedores. No dejaría de ser una más con problemas económicos si no fuera porque es propiedad de Daniel Masagué, ex alcalde de Torredembarra (Tarragona) detenido en 2015 en el caso 3%, que presuntamente utilizaba sus empresas para cobrar comisiones.

Masagué fue detenido junto con Jordi Sumarroca, presidente de la constructora Teyco –ahora Top Proyectos y Contratas–, sospechoso de cobrar comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública. En concreto, la Guardia Civil investigaba las obras de un parking en dicho municipio tarraconense, que terminó costando 600.000 euros más de lo presupuestado.

Este caso fue el origen de la operación Pujol y 3%, que implicaba al ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, así como a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), en una presunta trama de corrupción con la obra pública y las concesiones. De hecho, esta misma semana el ex tesorero de CDC Andreu Viloca y algunos empresarios han declarado en los juzgados de El Vendrell (Tarragona) por el caso 3%.

En el caso concreto de Torredembarra, la familia Sumarroca habría pagado 1,4 millones de euros al ex alcalde a cambio de diversas obras, según las sospechas de la Guardia Civil. Para recibir dicho dinero, Masagué habría utilizado varias empresas de su propiedad. Una de ellas era una panadería, Maes.

Más de 300.000 euros en pan y pasteles

Según la investigación, en 2011 los Sumarroca pagaron varias facturas, supuestamente falsas, a Maes, por valor de 303.280 euros. El concepto era la compra de pan y pasteles y servicios de catering, además de supuestos préstamos. Lo hicieron a través de dos filiales de Teyco, que pagaron una factura cada una: una por 211.000 euros y otra por 91.488.

En enero, año y medio después de estallar el caso y ser detenido, Daniel Masagué presentó concurso voluntario de acreedores en el juzgado mercantil de Tarragona, según confirmaron fuentes judiciales.

Maes es un negocio con 30 años de antigüedad que en 2015 facturó unos 450.000 euros y perdió 88.000, según la información del Registro Mercantil. Con estas cifras, tenía unas deudas de más de dos millones de euros.

El año en el que supuestamente hizo facturas falsas a empresas de los Sumarroca, en 2011, su volumen de negocio fue de 1,4 millones de euros. Maes es un negocio de un pueblo de Tarragona que, según su objeto social, se dedica al comercio al por menor de pan y productos de bollería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad