El alto cargo que montaba el CNI catalán se 'refugia' entre los estibadores valencianos

stop

Xavier Martorell ejercerá de adjunto al gerente de la sociedad dedicada a la estiba y desestiba del puerto mediterráneo tras dimitir de la Generalitat

Xavier Martorell / EFE

02 de diciembre de 2013 (19:25 CET)

Xavier Martorell no se irá a México, de donde su mujer es oriunda. Tampoco montará el espionaje, el CNI, catalán tal y como le habían encargado altos cargos de CDC. Su suerte profesional enfila otros derroteros después de que dimitiera en junio pasado ante el consejero catalán de justicia, Germà Gordó, en su calidad de director general de Prisiones.

No pudo sostener su cargo público después de que se conociera su vinculación con la agencia de detectives Método 3. Por esa razón, Martorell decidió dejar la política, aunque no el presupuesto público. Este lunes ha tomado posesión del cargo de adjunto al gerente de la Sociedad Estatal de Estiba y Desestiba del Puerto de Valencia (Sevasa).

Toda la rumorología del mundo político y empresarial situaba a Martorell fuera de España y, en especial, en México. El ejecutivo fue consultor del gobierno de Querétaro e incluso del de Buenos Aires en materia de seguridad. Pero su suerte parece más ligada al tráfico de mercancias, al menos a los trabajos de estiba y desestiba en el puerto valenciano, uno de los más dinámicos de España y con cierta pujanza en el Mediterráneo.

Refugio distante de su especialidad

Al dimitir de su cargo para no perjudicar al partido, y justo después de haber comparecido ante el Parlament con una versión discutida, el que fuera director general de Prisiones y el virtual cerebro del sistema catalán de inteligencia se ha visto obligado a refugiarse en lo profesional en una actividad bien distante de sus anteriores ocupaciones.

Se desconoce cuál será su remuneración y ocupación básica, aunque sí que su incorporación a Sevasa se produce justo cuando el director de la compañía de capital público y jefe de personal ha anunciado ya su próxima jubilación. En el medio portuario valenciano su llegada al cargo ha sido vista como un proceso de sucesión.

Sin relación con los estibadores

La llegada de Martorell al cargo ha sido presentada en Valencia como el fruto de un largo y especializado proceso de selección, llevado a cabo por una empresa especializada. Lo cierto es que el directivo nacido en Madrid pero formado en Catalunya nunca había tenido una relación directa con la actividad portuaria.

Con anterioridad a su cargo en el gobierno de Artur Mas había ocupado responsabilidades en empresas privadas. La más llamativa de todas ellas, y una de las que le acercó a la agencia de detectives Método 3, fue ocupar la dirección corporativa de seguridad del FC Barcelona con Joan Laporta como presidente de la entidad.

Convenio de estibadores


Fuentes de Sevasa consultadas por la prensa portuaria especializada señalan que su llegada tiene más que ver con las capacidades acreditadas en la gestión de colectivos que en su supuesta vinculación con el sector estibador.

En breve la sociedad en la que se ha integrado deberá negociar el convenio colectivo con los estibadores valencianos. La alianza de las tres principales navieras mundiales (conocida como P3 en el sector) tiene pendiente de decidir en qué puerto del Mediterráneo desembarcará sus contenedores, puesto que el coste de la estiba y desestiba es el factor determinante en el negocio del transporte de mercancias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad