El auditor duda de la viabilidad de Montebalito

stop

OBJECIONES

07 de junio de 2012 (11:14 CET)

La auditoria que BDO ha realizado sobre las cuentas de 2011 del grupo constructor y de energía renovable Montebalito apuntan muchas dudas sobre la continuidad de la compañía. El 29 de junio, cuando se celebre la junta de accionistas de la entidad, los gestores tendrán que dar explicaciones.

El auditor, Emilio Domenech, determina que algunas valoraciones de activos realizadas por expertos externos a la propia compañía no han podido ser contrastadas suficientemente. De tal manera que no se puede determinar si la depreciación apuntada en libros ha sido la más adecuada.

Más dotaciones

La opinión del auditor implica la posibilidad que la empresa necesite mayores dotaciones para adecuar las valoraciones a la realidad del mercado.

También apunta la incertidumbre de la “sociedad para continuar con sus operaciones” debido a las pérdidas de ejercicios anteriores y a la imposibilidad de realizar sus activos si no se cumple el plan de negocio previsto. Una hoja de ruta que implica pactar con los bancos acreedores para refinanciar o cancelar las deudas.

Dudas sobre la fotovoltaica

El auditor duda de la valoración de algunos activos del grupo empresarial originario de Canarias y, en especial, la rentabilidad de ciertas plantas fotovoltaicas. También señala el riesgo que sean sostenibles en el tiempo por las nuevas variaciones regulatorias.

Otro hecho sobre el que se llama la atención se centra en las cifras de 2010 aportadas en la memoria. Difieren de las cuentas anuales del mismo ejercicio ya que fueron corregidas con posterioridad al cierre.

Montebalito registró una pérdida neta de 880.000 euros en el primer trimestre del año, frente al beneficio de 129.000 euros contabilizado un ejercicio antes a pesar que la cifra de negocio creció el 8,4% hasta 2,64 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad