El Barcelona es el club con menor patrimonio neto de toda la liga

stop

El alto endeudamiento, que alcanza los 575 millones de euros, y las malas inversiones inmobiliarias arrastran al equipo a una delicada situación financiera

El ex presidente del Barcelona en los tribunales.

08 de abril de 2012 (00:00 CET)

Si el FC Barcelona fuese una empresa convencional estaría, casi con toda seguridad, en suspensión de pagos. Su elevada deuda, que asciende a los 575 millones de euros y que se ve incapaz de afrontar pese a sus elevados ingresos, unos 450 millones el año pasado, supone el principal problema financiero del club.

El patrimonio neto del Barca es de -68,7 millones de euros, según el estudio económico financiero de los clubs de primera división del profesor Josep Maria Gay, presentado la semana y financiado por el Banco Santander. La cifra ha sido confirmada por el vicepresidente económico del Barça, Xavier Faus, que achaca la complicada situación a la directiva anterior presidida por Joan Laporta.

Peor que el Hércules y el Zaragoza

“Somos el club con peor patrimonio neto de toda la liga por el alto endeudamiento y la gestión anterior. Por eso estamos pidiendo responsabilidades en los juzgados”, explicó Xavier Faus a Economía Digital. “Hemos tomado medidas: se ha reducido el gasto administrativo en 10 millones de euros y este año tendremos el patrocinio de Qatar Foundation. Esperamos cerrar con 10 millones de euros en beneficios”, añade.

El club mantiene el mayor gasto en jugadores y personal de toda la liga (240 millones al año frente a los 216 del Madrid) pero no quiere oír hablar de recorte salarial. “Hemos congelado los sueldos este año”, explica Faus.

Tras el Barcelona, los clubs con peor patrimonio neto son el Hércules (-29,4 millones), el Málaga (-26,3 millones) y el Real Zaragoza (-20,1 millones). Del lado contrario, los clubs con mejor patrimonio neto son el Real Madrid (251 millones), el Valencia (55,4 millones), el Sevilla (39,9 millones) y el Atlético de Madrid (30,6 millones).

Terrenos “que no valen nada”

La mala situación financiera del club quedó reflejada con la elección de Sandro Rosell como presidente, hace dos años. La nueva directiva recogió las siete observaciones de la auditoría de Deloitte que hacían aflorar unos números rojos de 80 millones de euros, casi la mitad por unos pagos a Sogecable que la anterior directiva se negaba a reflejar en los estados contables, pese a haber perdido el juicio.

“Hicimos las correcciones sugeridas por los auditores y no quisimos meternos en otros asuntos contables. Los terrenos de Viladecans, por ejemplo, que costaron 20 millones y que hoy día no valen nada. Eso no lo tocamos”, explica Faus, que sugiere que la foto real de la contabilidad del club pudiera ser aún peor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad