El boicot contra Daurella ya está en marcha: 'Coca-Cola rompe España'

stop

Las redes sociales activan el boicot contra la marca después de que Sol Daurella se posicione claramente a favor del independentismo catalán

Economía Digital

La presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, Sol Daurella, durante el inicio de la cotización de la compañía / EFE
La presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, Sol Daurella, durante el inicio de la cotización de la compañía / EFE

Barcelona, 29 de noviembre de 2016 (18:02 CET)

A las puertas de la campaña de Navidad, la imagen de Coca-Cola en España está por los suelos. La causante de este lío es ni más ni menos que su presidenta en Europa, la catalana Sol Daurella. Su apoyo a la causa independentista, uniéndose al Diplocat, cuerpo "diplomático catalán" que trabaja para la difusión "del procés", ha incendiado las redes. Es el embrión de un posible boicot.  

Con la etiqueta #CocaColaRompeEspaña, miles de tuiteros claman a favor del complot contra la marca. El paso de Daurella puede salir muy caro en un mercado que todavía recuerda el boicot al cava en una campaña navideña. El reto de marketing que tiene ahora Coca-Cola en España para no perder a miles de millones en los próximos meses es mayúsculo.  

Numerosos tuiteros han hecho llamamientos al boicot, adjuntando incluso listas de todos los productos distribuidos por Cobega, la empresa de la familia Daurella, a través de la cual controla a las distribuidoras española y europea.  



Otro tuitero ha recordado el origen de la fortuna familiar:
 

Y es que los orígenes poco tienen que ver con la situación actual. El padre de la actual presidenta de Cobega, José Daurella Franco, consiguió la concesión de Coca-Cola por su cercanía al régimen franquista. Ahí empezó todo.

Muerto el dictador Francisco Franco, José Daurella no se mojó a favor de la democracia y esperó acontecimientos. Una posición que contrasta con la tomada ahora por su hija, cercana a Convergència y captada por el consejero catalán de exteriores, Raül Romeva (JXSI), para su "cuerpo diplomático".  

Daurella está casada con el empresario Carles Vilarrubí, vicepresidente de relaciones institucionales del FC Barcelona. Vilarrubí es conocido también por sus postulados nacionalistas y por su amistad con Artur Mas (Pdcat).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad