El caso del extraño emprendedor que se lanza a por la Cambra de Comerç de BCN

stop

Dídac Sánchez pone en marcha una propuesta de renovación de la institución cuando aún no hay ni elecciones a la vista

Dídac Sánchez, el emprendedor que quiere tomar el control de la Cambra de Comerç | ED

10 de agosto de 2014 (20:41 CET)

El Gobierno central dará las últimas pinceladas a la Ley de Cámaras de Comercio a la vuelta de las vacaciones de verano. La norma que regirá las instituciones empresariales aún no tiene forma definitiva, pero en Barcelona ya se ha erguido un emprendedor que quiere barrer a la actual directiva de la institución en unas elecciones que, como muy pronto, se celebrarán en 2015.

Se ha presentado mediante un comunicado de prensa y bajo la bandera de la renovación. “Lo que quiero es acabar con los privilegios de algunos dentro de la Cambra”, afirma Dídac Sánchez. A sus 21 años, asegura que las 15 empresas que ha fundado están todas en activo, que nunca ha experimentado un concurso de acreedores (“y espero no tener que hacerlo”), que factura más de 22 millones anuales y da empleo a 48 personas. Él mismo saca pecho de que es un self-made man, que su entorno es humilde y que con su iniciativa no persigue ser el nuevo presidente de la Cambra en sustitución de Miquel Valls. “Me conformo con ser vocal”.

Corolario de empresas

Las 15 compañías en las que aparece como administrador único en el Registro Mercantil tienen la misma sede social: un piso del Passatge dels Xiprers en Hospitalet del Llobregat, ciudad colindante a Barcelona. En las notas registrales, el emprendedor aparece como Diego Giménez Sánchez.

Ha constituido mercantiles tan variopintas que van desde un despacho que aspira a ser un directorio de letrados, Legisdalia, que trabajen en casos, básicamente familiares (incluso ofrece pagar un abono anual para acceder a varios servicios); a una firma que se dedica a eliminar datos de Internet, Eliminalia; o un portal que convoca un concurso para buscar a talentos musicales.

Olfato mediático

Se le debe reconocer olfato para conseguir tirón mediático. Ha promocionado en casi todos los grandes medios del país un departamento dentro de la firma de abogados --que después se ha segregado en una sociedad distinta, Subrogalia-- dedicado a asesorar a las familias que optan por la gestación subrogada (vientres de alquiler). Él mismo se ha convertido en portavoz de la compañía como otro de sus empleados y habla de los países en los que es más o menos complicado conseguir a una madre de alquiler.

En este sector, también cuenta con el Instituto Iegra Tres Torres, una clínica de fertilidad. En la página web del centro garantizan el embarazo y aseguran que se devuelve el importe del tratamiento si no funciona. Sánchez consiguió el negocio tras las separación de la Clínica Tres Torres con los antiguos profesionales que se encargaban de la especialidad en el centro privado de Barcelona. El hospital disponía del material y los equipos necesarios y, tras varios meses de paro, contrataron a un biólogo y a un ginecólogo externo, el equipo del joven emprendedor, para que gestionen esta parte de la clínica, indican fuentes del grupo sanitario.

Programa de la Cambra

Para hacerse con el control de la Cambra, el emprendedor afirma que pone de nuevo el acento en la estrategia de comunicación. Ha contratado los servicios de otro Sánchez, el director de la agencia Tech Sales Group, Oscar Sánchez, para “lanzar más comunicados de prensa a partir de finales de agosto”. El objetivo es darse a conocer y conseguir que cada vez más personas se interesen por sus iniciativas para reformar la Cambra de Comerç de Barcelona.

Por el momento, reconoce que no cuenta con apoyo de otros empresarios.

Objetivos de renovación

Desgranará poco a poco los objetivos de renovación. De entrada, habla de hacer llegar verdaderamente a todos los asociados “las herramientas y ventajas de la Cambra”. Especialmente, entre los emprendedores. “Se celebran cenas con grandes empresarios, con gente como Artur Mas u otras personalidades de Barcelona y España y no se les comunica a los asociados. Son siempre los mismos 30 los que disfrutan las ventajas”, afirma en declaraciones a este medio. Precisamente, pretende acabar con los privilegios de este selecto grupo.

Asegura que tiene conocimiento muy de cerca de lo que ocurre en la institución de la capital catalana porque sus empresas forman parte tanto de la Cambra como del Club Cambra, los servicios a disposición de los asociados en los que destacan las líneas de financiación ofrecidas por Caixabank. La institución, por su parte, afirma que no tiene constancia de que Sánchez forme parte de la asociación empresarial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad