El convenio del metal se vuelve a negociar con la guerra patronal abierta

stop

LABORAL

14 de abril de 2013 (20:43 CET)

Patronal y sindicatos se sentarán este lunes para negociar de nuevo el convenio del metal de Catalunya. Será el primero que tendrá carácter autonómico y que afectará a unos 220.000 trabajadores, según los representantes de los trabajadores. Pero están en tiempo de descuento y con otro frente abierto: la guerra por la representatividad entre Pimec y la Unió Patronal Metal·lúrgica (UPM), una de las sectoriales más importantes de Foment del Treball.

UGT y CCOO de Catalunya marcan distancias con este enfrentamiento entre patronales y mantienen su amenaza de huelga sectorial en mayo si la negociación es otra vez un fracaso.

Lleida pierde el convenio en julio

Su principal objetivo es conseguir llegar a un principio de acuerdo antes de que venza la ultraactividad del convenio de Lleida en julio. Es decir, cuando desaparezca el marco laboral de esta provincia. Entonces, los trabajadores del metal sólo tendrían como referencia el Estatuto de los Trabajadores. En septiembre vence la ultraactividad de las provincias de Barcelona y Tarragona. Por este motivo, los sindicalistas urgen a las patronales a poner punto y final a sus discrepancias.

La convocatoria de este lunes se ha realizado a través de la mesa del metal, constituida en febrero de 2012 para negociar el convenio. En este organismo sólo tienen silla ambos sindicatos y UPM. ¿Pimec ya está fuera de la negociación? Por ahora no está presente en la mesa del metal, pero podría tener silla si demuestra que representa al 10% de las empresas del sector y al 15% de sus trabajadores, tal y como marca el Estatuto de los Trabajadores.

Representatividad

De hecho, UPM le reclama esta acreditación desde que se intentó retomar la negociación del convenio autonómico el pasado febrero. Los portavoces de Pimec aseguran que ellos no deben demostrar nada. Alegan que su representatividad no se puede poner en duda porque, entre otros, ya realizan cursos de formación de la Generalitat en el ámbito del metal. Sin representatividad, no la podrían llevar a cabo.

Ambas patronales están llamadas a llegar a un acuerdo este lunes. Si no es así, el metal catalán convocará una huelga en un mes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad