El fabricante de cremas de Mercadona demanda al de Carrefour. En la imagen, la crema facial de Mercadona (izquierda) y la de Carrefour (derecha).

El fabricante de cremas para Mercadona demanda al de Carrefour por plagio

stop

El fabricante de cremas de Mercadona demanda al de Carrefour por plagio en una nueva batalla por los cosméticos baratos

David Placer

Economía Digital

El fabricante de cremas de Mercadona demanda al de Carrefour. En la imagen, la crema facial de Mercadona (izquierda) y la de Carrefour (derecha).

Madrid, 11 de octubre de 2018 (04:55 CET)

La guerra de los cosméticos baratos en los supermercados abre una nueva fase: la batalla en los tribunales. El fabricante de las cremas Sisbela, que Mercadona vende en 5 euros, ha exigido al fabricante de cremas de Carrefour que retire de inmediato su producto por considerar que han plagiado la fórmula con la que Mercadona arrasa en sus lineales.

La empresa andaluza Star Healthcare SL, fabricante de las cremas Sisbela de Mercadona, ha iniciado las gestiones para demandar a la empresa catalana Magasalfa que fabrica las cremas faciales Radiance Cosmetics, vendidas desde 4,20 euros en Carrefour. Las marcas de cosméticos que han disparado el conflicto son “Radiance Cosmetics revitalizante y regeneradora” y “Radiance Cosmetics cuello y escote”. Los representantes legales han recibido la orden de activar la demanda, según fuentes cercanas al pleito. 

El fabricante de Mercadona considera que su competidor, el proveedor de cosmética low cost de Carrefour, ha aprovechado el enorme éxito comercial de las cremas Sisbela para lanzar una copia casi idéntica, al menos en su presentación.

El envase de las cremas es muy similar: tarro azul celeste, tapa gris y misma tipografía. Ambas cremas destacan los mismos principios activos en sus etiquetas: RNA (ácido ribonucleico) y DNA (ácido desoxirribonucleico).

El fabricante de Mercadona ha amenazado al de Carrefour con abrir una batalla judicial si no retira las cremas faciales de inmediato. También ha exigido conocer la cantidad de cremas distribuidas en Carrefour para calcular la indemnización que exigirá por daños y perjuicios.

Amenaza judicial

“La apariencia exterior, tanto en el empaquetado como en el envasado final, es completamente idéntica a la de los productos comercializados por Star Healthcare. No sólo han calcado la misma gama de colores para este producto semejante sino que, además, han plasmado sin ningún tipo de rubor la tipografía y la prestación gráfica que caracteriza los productos de mi cliente”, explica la abogada del fabricante Star Healthcare en un burofax a su competidor al que ha tenido acceso Economía Digital.  

“El evidente el intento de aprovechar el éxito cosechado por Sisbela en sus productos imitando de forma manifiesta su apariencia no puede ser tolerado”, añade la letrada.

Este medio se ha puesto en contacto con los fabricantes de Mercadona y Carrefour. Al cierre de este artículo, ninguna empresa respondió a las preguntas formuladas.

Crema de Mercadona o Carrefour: ¿son iguales?

El fabricante de Mercadona está convencido de que su competidor ha hecho una mala copia de su producto de belleza y, además, los principios activos están presentes en muy bajas cantidades. Del etiquetado y la composición se puede concluir que los cuatro principios activos de la crema vendida en Carrefour están presentes en menos del 1%, mientras que los de Mercadona están por encima de ese porcentaje. 

Fuentes cercanas al fabricante catalán explican que no están plagiando porque los principios activos usados en las polémicas cremas son muy similares en las formulaciones de otros productos cosméticos.

Ambos cosméticos comparten cuatro ingredientes básicos: Alantoína, DNA, RNA y ácido hialurónico, pero difieren en otros principios activos incluidos en la fórmula. Una experta cosmetóloga en formulación y fabricante de cosméticos de alta gama, Paola Gugliotta, propietaria de la exclusiva marca Sepai, ha analizado las cremas y lanza las primeras conclusiones.

“La crema de Mercadona tiene once principios activos, mientras que la de Carrefour sólo tiene cuatro. Eso no necesariamente significa que la de Carrefour sea peor, porque es necesario conocer la proporción de cada principio activo para valorar objetivamente cada producto. Y algunos fabricantes no suelen dar esta información detallada”, explica la experta cosmetóloga.

Las grandes cadenas de supermercados han abierto una guerra con la venta de cosméticos baratos. La batalla fue iniciada por Lidl con su crema Cien por 3 euros con un polémico estudio de la OCU que resultó ser amañado, tal como se demostró en los tribunales. Además de Mercadona y Carrefour, DIA también ha creado su propia línea de cosméticos de bajo coste con ingredientes y principios activos en auge en la industria cosmética.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad