El finiquito que se lleva Nin de Caixabank, al detalle

stop

El ex vicepresidente y consejero delegado de la entidad tiene un contrato blindado por el que cobrará 10,7 millones de euros

Juan Maria Nin, vicepresidente de CaixaBamk./EFE/Toni Garriga

03 de julio de 2014 (20:42 CET)

Los despidos no son plato de gusto para nadie. Pero si el cesante tiene un contrato blindado, la cosa empieza a cambiar. Y si, además, la coraza contractual garantiza el devengo de hasta seis años de sueldo, ya se sabe, las penas con pan son más llevaderas.

La fulminante destitución de Juan María Nin Génova como vicepresidente y consejero delegado de Caixabank encierra una singularidad. Y es que Nin tiene suscrito un contrato de servicios de alta dirección, que fija un resarcimiento equivalente a 6 años de sueldo fijo.

Finiquito millonario si no trabaja para otro banco 

En 2013, Nin percibió una paga total de 2,5 millones de euros, de los que 1,78 millones corresponden a la parte fija. Por tanto, tiene derecho a cobrar una liquidación 10,7 millones de euros. La única condición que se le impone es la de no prestar sus servicios a otras entidades financieras en el curso de los dos próximos años.

Nin seguirá en las participadas 

Además, Nin deja Caixabank, pero no del todo. Fainé le conservará tres consejos de administración, los de Repsol y Gas Natural, ambos retribuidos con suntuosidad, y el del banco austríaco Erste Bank, menos espléndido.

El año pasado, Nin ingresó como vocal de los máximos órganos de la petrolera, la gasista y el banco centroeuropeo, las cantidades de 265.000, 254.000 y 56.000 euros, respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad