El Gobierno reconoce el fracaso de los créditos ICO pero se niega a rectificar

stop

PYMES

06 de agosto de 2013 (20:20 CET)

Los préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) no funcionan y el Gobierno lo sabe. El Ejecutivo reconoce que durante el primer trimestre del año se produjo una "clara caída" en la concesión de créditos ICO a los autónomos y pymes españoles. No obstante, no piensa rectificar.

Así consta en la respuesta parlamentaria remitida a UPyD, que recoge Europa Press, con respecto a las críticas expresadas por líder de la formación, Rosa Díez. La dirigente apuntaba que los créditos del ICO habían caído un 70% entre enero y marzo con respecto al mismo periodo de 2012, pasando de 5.105 a 1.539 millones de euros concedidos.

Los bancos, culpables

Fuentes del organismo señalan que las líneas de crédito no estaban funcionando porque "las entidades financieras encargadas de asumir los riesgos de estos préstamos no están concediendo créditos" dado que "los criterios de riesgo que se aplican son muy elevados en relación con la solvencia de las empresas que los solicitan".

Por ello, la formación que encabeza la diputada Rosa Díez pedía al Ejecutivo que esta "microfinanciación" se canalizara a través del ICO de forma directa y preguntaba al Ejecutivo si se plantea modificar los tipos y las condiciones de estos créditos.

Buenos datos en 2012


En su respuesta, el Gobierno reconoce que la actividad crediticia del ICO para autónomos y pymes, concentrada mayoritariamente en las líneas de mediación, experimentó en el primer trimestre "una clara caída", cifrando el volumen de disposiciones de estas líneas en 1.409 millones de euros.

No obstante, también recuerda que el año pasado el volumen de actividad del Instituto alcanzó un nivel "récord", con 27.532 millones de euros de fondos totales, un 32% más que en el anterior ejercicio, de los que 11.511 millones --3.605 millones en el primer trimestre-- fueron para líneas de mediación. Además, destaca que los 6.386 millones del Plan de Pago a Proveedores y los 9.650 millones de las operaciones directas también supusieron una "importante inyección de liquidez" para las empresas.

Créditos directos


Con respecto a la petición de que el ICO dé los créditos de forma directa a los empresarios y autónomos, el Gobierno recuerda que en abril de 2012 se canceló el Programa de Financiación Directa a Pymes y Autónomos del ICO que había sido creado dos años antes "por el elevado índice de morosidad, muy por encima de la media del sector bancario".

Por todo ello, concluye el Ejecutivo, "se considera apropiado el esquema de funcionamiento de las líneas de financiación basado en el modelo de colaboración entre el ICO y las entidades de crédito, que cuentan con un contacto permanente con el cliente y son las mejor posicionadas para poder evaluar de forma correcta el riesgo de las operaciones de préstamo".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad